jueves, 29 de diciembre de 2011

Me rajo


Ando un poco liado desde que he dejado de estar de Rodríguez. En estas dos últimas semanas solo he corrido 6 km. Un día 3 km a las 6 de la mañana y en nochebuena otros 3, pensaba hacer un mínimo de 8 km, pero las sensaciones fueron malas, francamente malas. Se me pasó por la cabeza la idea de dejar de correr, porque sentía que hasta me agobiaba, pero mi mujer me convenció para que siguiera, que me hija me conoce como corredor, que me servía como válvula de escape. Le haré caso, pero de momento solo he corrido para que no se me escapara el tren, varias veces unos 300 metros, algo es algo, las sensaciones buenas, iba rápido, claro que era cuesta abajo y cuando llegaba al tren se me salía el corazón por la boca.
Con este desánimo, pues no me apetece ni enfrentarme al reto de correr mi San Silvestre personalizada que tenía en mente, me rajo. 
Me he tomado la semana de descanso, pero como dicen año nueva vida nueva, volveré, seguramente desde el día uno, ya se verá, me lo tomaré con calma. 
Quizás este año ha sido el peor de todos de mi vida atlética, condicionado al principio por el varicocele y por esto engordé bastante. Solo he realizado 4 carreras, una prueba urbana de unos 5 km, una milla, y dos crosses alrededor de los 6 km. Con lo que no he corrido ninguna distancia homologada y quizas por eso no lo puedo calificar como el peor año, ya que creo que en fondo estaba mejor que en mi primer año.

Ahora esperaremos que me motive más en este año olímpico 2012 como lo motivado que estuve en el 2004.
A corto plazo tengo el cross de la Uned, que es el día 7 de enero, pero dudo si asistiré o no. A medio plazo quiero correr algún 10k en marzo o abril.

Feliz año a todos y disfrutad tanto de lo personal como lo atlético.

viernes, 23 de diciembre de 2011

San Silvestres


A través de mi historia como corredor he corrido varias San Silvestres, la que más veces la vallecana internacional (unas 7 veces) y después la popular (unas 3), el resto de San Silvestre nunca he repetido.
He corrido también la conejera (en Playa Honda, Lanzarote), la de Maspalomas (Gran Canaria) y al día siguiente la de Las Palmas, la de Móstoles (Madrid) y también la de Cercedilla (Madrid), aunque esta esta un poco lejos del día de San Silvestre y se conoce más por carrera de Navidad.

La primera vez que corrí la Internacional, el requesito para correrla era estar federado, no había que tener ninguna marca y yo lo estaba. Creo que fue en el año 97 y media poco más de 9 km, que completé en 35:23 (no lo tenía apuntado en ningún sitio, nada más que en mi mente hasta ahora) y terminé mejorando esa marca ya con 10 km en 35:16. 

Al poco pasó a medir 10 km y a pedir marcas en la internacional, el primer año era muy exigente bajar de 35 para los chicos, las chicas, no recuerdo si de 39 o 40, por entonces yo tenía creo que 38 y pico de la SS Vallecana popular del año anterior. Luego pidieron 37 al ver que no corría casi nadie, y ya tenía 37 y pico. Pidieron 38 y ya había logrado un sub 37 con lo que corrí la internacional (la verdad que me pierdo un poco con los años, quizás el 2000) El último año que corrí la internacional fue en el 2008 y terminé en 38:30. Al año siguiente como no tenía marca y me venía mejor por la hora corrí la popular, días antes corrí la de Móstoles. Me encontraba mejor que en el 2008, pero con la lluvia que cayó no era el día idóneo e hice de liebre de un amigo para bajar de los 40 minutos y lo logramos.

En 2006 corrí la conejera, un día espléndido,  demasiado calor, para estar acostumbrado al frío de Londres y gracias al calorcito de Lanzarote, me recuperé de una lesión. No estaba masificada, con lo que pude acabar 10º. Ganó el gran atleta local, Juan Carlos Hernández.

En 2007 corrí dos en Gran Canaria, la de Maspalomas (que también ganó Juan Carlos Hernández) y la de Las Palmas. En Maspalomas  no me adapté al calor, ya que había llegado el día anterior de Madrid y hizo muchísimo calor, lo mismo le pasó a Ricardo Serrano, que solo pudo ser 3º. Había que dar varias vueltas en una misma calle, como si de una milla se tratara y después del retraso que hubo en la salida  (salimos a medio día) y el calor, corrí fatal, acabé de los últimos, hubo poca participación. Al día siguiente me apunté a la de Las Palmas, era solidaria y no competitiva y a pesar del cansancio del día anterior me encontré muchísimo mejor.

Este año, me da pereza desplazarme y no me encuentro muy en forma, así que he decidido correr mi propia San Silvestre. La San Silvestre de Colmenar Viejo. Gratis, al lado de casa y bien medida (25 vueltas a la pista de la ciudad deportiva Juan Antonio Samaranch). El objetivo es batir mi marca de veterano 43:39 
¿Alguien se anima a correrla?
Feliz Navidad a todos

martes, 20 de diciembre de 2011

XXIII Cross UAM


Amanece una mañana fría pero soleada. Me acerco en tren a la Autónoma, porque está difícil aparcar allí, ya que el punto de inscripción está bastante alejado del punto de salida y mucha gente opta por ir en coche, a pesar de que la organización pone autobuses para hacer ese recorrido. Al inscribirme, me encuentro con antiguos compañeros de mi grupo de entrenamiento. Bajo al lugar de salida en coche con ellos. Calentamos con el tiempo justo, más fuerte de lo habitual en mi antes de una carrera, pero tampoco para que afecte al ritmo de carrera, pero lo suficiente para competir en pantalón corto y camiseta de tirantes.

Me coloco bien, con esto no quiero decir, que me coloco delante, sino en el lugar preciso para mi, para ir cogiendo ritmo. Se forma un tapón tremendo, que te hace ir despacio, no intento salir de ahí como otras veces para ir regulando poco a poco y no salir demasiado rápido como me suele pasar. A pesar de salir lento no veo tampoco muy lejos, todavía a la cabeza de carrera, después evidentemente si termino lejos de ellos.

Voy controlando el ritmo, voy con fuerzas pero consciente de que tengo que ir regulando, manteniendo la mente fría, porque todavía queda carrera y cuando me pasan, no irme detrás. Me adelantan en las subidas, recupero en las bajadas. 

Oigo a alguien decir que quedan dos kilómetros, pensé que quedaba más, a pesar de ser la 6ª vez que corro este cross. Medio km más tarde me empiezan a flaquear las fuerzas, para colmo me encuentro con una subida que no recordaba, pero aguanto el tipo. Al poco diviso la meta y saco mi espíritu de medio fondista y esprinto como puedo. Solo logro adelantar a un corredor al principio del sprint pero sigo apretando a pesar de saber que no voy a pillar al de delante, solo por arañar unos segundillos al crono. Termino bastante contento en 26:03 para 6.300 metros. La verdad que esperaba haberlo echo bastante peor. Solo a dos minutos de mi mejor tiempo en el cross en 2004, cuando esperaba haberme quedado a 4.

Aquí la clasificación.

viernes, 16 de diciembre de 2011

Previa Cross Autónoma.



Se me va acabando la etapa de Rodríguez y al final no he entrenado todo lo que quería, normal iba a petar. Después de meterme varios días seguidos y sin estar acostumbrado unos 10 km diarios, un poco más, porque siempre corría por debajo de los 5' el km, pues mis piernas se quejaron. Me dolían, se bloqueaban, así que preferí entrenar en defecto que en exceso. Me di cuenta, justo un día que pensaba hacer series de 2000 y tuve que dejarlo tras la primera, en 8:01. En principio debía ser un ritmo cómodo para mi, pero me dolían las piernas, así que terminé completando unos 8 km con rodaje. 

De unos 60 km que pensaba hacer la semana pasada, solo complete unos 32, pero me vino más o menos bien para recuperarme. Visto lo visto, la semana pasada con las series de 2000, probé esta semana a hacer 5x1000, con un minuto de recuperación. Sin forzar mucho, pero tampoco iba cómodo. Los tiempos fueron los siguientes, 3:57, 3:55, 3:58, 3:56 y 3:41. 

Creo que mañana me encontraré mejor en la Autónoma que el pasado cross de La Elipa.

miércoles, 14 de diciembre de 2011

15 años de atletismo


Hace un par de meses que debí escribir esta entrada, por mi 15º aniversario en el mundo runner, pero escribí en su lugar otra entrada, que coincidían más o menos en el tiempo. Considero mi historia en el mundo del atletismo el 22 de octubre de 1996, día en el que firme la licencia federativa con el Club Boadilla, todo lo que corrí antes (más bien poco) es prehistoria atlética. Me acuerdo, porque dos días después cumplí 20. Me apunté con uno de mis mejores amigos, Eduardo.
Ese mismo día, nos dijo la entrenadora, Mari Carmen, que nos pusieramos a rodar 20 minutos. No entendíamos de tecnicismos y ni siquiera sabíamos que era eso de rodar, cuando acabamos preguntamos: -"¿y ahora que hacemos?". Nos contestó: - "Rodar otros 20 minutos". Y le respondí a mi amigo, algo así como,  menuda paliza. Pero estábamos muy ilusionados y aguantamos y empezamos a entrenar con ella en Vallehermoso. Lo cierto es que nos faltaba bastante fondo sobre todo a mi amigo, aunque el se hizo cuatrocentista, con lo que a mi me hacía más falta.

Al poco corrí mi primera carrera como federado, (segunda de mi vida, la primera fue la del récord del mundo de participación, unos 75.000 inscritos) fue el cross de Suanzes en el parque la 5ª de los Molinos, de algo menos de 5km de distancia. Luego vino mi primer 1500 en 4:58, el siguiente en 4:57, un 800 en 2:21 con el primer 400 en 1:02 y petada en el 2º en 1:19, jamás he vuelto a pasar tan rápido un 400 en un 800.

Ya en 1997 comencé la mili, (soy de los últimos hombres que quedan :P) y muchas mañanas en el período de instrucción (Cáceres) salíamos a correr toda la compañía. Esto me parecía poco y decidí también entrenar por mi cuenta  por las tardes en una pista de 300 metros, mientras mis colegas se entretenían por ahí. Como entrenaba solo y encima se ponían a fumar porros junto a la pista e inhalaba el olor pues dejé de doblar y  solo corría cuando lo hacía la compañía. Iba siempre tirando, para poder entrenar más fuerte. Pero no fue suficiente, ya que competí en Madrid en un milqui y realicé la peor marca de mi vida 5:08 (creo que ahora no la conseguiría) y me sentí bastante frustrado y cabizbajo (ahora solo le doy su justa importancia).
Terminé el resto de la mili en Madrid, con lo que volví a entrenarme en Vallehermoso con gente y pude rebajar mi marca en miqui en 11 segundos dejándola en 4:46, la mayor rebaja que he obtenido en esta prueba y el 800 lo dejé en 2:18.

El siguiente año no mejoré en 1500, competí poco, coincidió en que me marché pronto en verano a Inglaterra para estudiar inglés y trabajar, pero si mejoré en 800 (2:18) unas centimillas. 
En Inglaterra conocí a otro corredor madrileño que corría maratón, Javier. Hizo que me empezara a picar un poco el gusanillo del fondo, aunque desde el principio ya corría carreras de 10 km. 
En invierno me lesioné. Gracias a estar federado pude recuperarme en una clínica (Esto me ha quedado como si hubiese sido yonki, jejeje).

En el verano (1999) mejoré en 1500 poco a poco hasta dejarlo en 4:40 y el 800 lo rebajé hasta 2:16.
En invierno, nos deja la entrenadora por estar ocupada con otras labores federativas de la FAM y Eduardo y yo pasamos a entrenarnos solos. Metíamos muchas series de velocidad, incluso series de 50 metros. Los entrenamientos de cuestas eran de los entrenamientos más duros que recuerdo. Pocas series, unas 4, cuestas con bastante pendiente, a tope y con muy poca recuperación.

En noviembre decidí correr mi primera media, ni más ni menos que debutaba en una media de montaña, la 1ª edición de la media de montaña Villa de Jarandilla. Iba con miedo por la distancia y porque no era precisamente llana. Fui con mi amigo hasta el km 18, pero me encontraba muy bien y decidí tirar(el primer año la parte final, es la que se hace ahora al principio, meterte y sacarte del pueblo con sube y bajas y encima con un pequeño tramo de escaleras). La terminé en 1h39', años más tarde la llegué a correr en 1h25:50. Meses después corrí la de Fuencarral en 1h31 y luego la de Coslada en 1h28 y en abril el Mapoma, que preparé malamente, no hubo tiradas de más de una hora y menos mal que corrí en Coslada. Otra vez con miedo a la distancia, salí muy prudente con mi amigo Javier, pasamos la media en 1h50. Hacia el treinta y algo, decidí tirar, en el 35 estaba como una rosa, sobre el 38 o 39 me adelantó Javier, en el 40 batacazo, tuve que pararme a caminar, quería ponerme a correr pero no podía, hasta que vi la meta y me arrastré hasta ella en 3h37. No ha habido más maratones. Hay que meterse muchos km y sabéis que eso no es lo mío. A las 3 semanas gané mi primera popular. Una pequeña carrera de barrio, sobre 4km.
A las 2 semanas rebajo la marca de 800 hasta 2:14 y en verano bajo por primera vez de 4:40 en 1500.

En 2001, Mari Carmen nos indica que pasemos a entrenarnos con Juan Manuel Riaza, especialista en el 3000 obstáculos. Somos un pequeño grupo de atletas, un saltador, tres velocistas y dos mediofondistas (incluido yo, aunque solía faltar casi siempre el otro). Rebajo mi marca de milqui en verano

En 2002, 2003, 2004, son mis años dorados del atletismo, jejeje. Prácticamente carrera que corría, carrera que mejoraba mi marca personal, fuera la distancia que fuera. No he vuelto a bajar ninguna desde entonces.

De 2005 a 2007 estuve en Inglaterra y bajé mucho el nivel (ojalá tuviera el mismo ahora). Cabe destacar un 10.000 m que hice entrenando en el 2007 en 38:43 en pista, acelerando en las rectas y recuperando en las curvas. Al poco regresé a Madrid y me lesioné, perdí el verano. Pero en noviembre corrí en Canillejas en un minuto menos que en aquel entrenamiento.
En el 2008 bajé mucho el nivel y en el 2009 lo iba recuperando poco a poco, pero en 2010 nació Teresa y al retomar los entrenamientos, tenía molestias por culpa del varicocele, estuve casi un año sin correr y aumenté de peso de 57 a 66. Ahora he conseguido rebajarlo por debajo de 61 kg. 

Veo difícil, casi imposible rebajar mi marcas de antaño, ya que dispongo de menos tiempo que antes, no tengo la misma motivación, entreno solo. Pero tengo nuevos retos, soy veterano y tengo nuevas marcas, las de master, que estas son más fáciles de rebajar.

Si alguien me pregunta, ¿por qué corres? Mi respuesta siempre ha sido, porque me encanta competir. Competir contra mi mismo. No concibo entrenar si no es para competir, aunque solo sea haciendo test en determinadas distancias.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

X Cross Salvar el Pinar de la Elipa


La semana pasada fue bien el entrenamiento. Hacía mucho tiempo que no superaba los 30 km en una semana, pues no solo los superé, sino que también pasé de 40. Con esta falta de costumbre kilométrica y el día anterior haberme pegado una palizilla por la montaña, además de los 10 km de rigor, me presentaba al cross de la Elipa.
Las piernas las tenía cargadas lógicamente, pero lo que me importaba era sumar km y hacer un poco de calidad, dentro de lo que pude. 
Había que dar tres vueltas y pico, para completar un recorrido de unos 6 km. El circuito era durillo, con continuas subidas y bajadas (que a gusto me encuentro en estás últimas y jodido en las primeras). Las sensaciones fueron bastante malas, sobre todo al principio, en la última vuelta me fui encontrando mejor.  Con estas sensaciones, solo tenía pensamientos negativos, como por ejemplo: "esta es una de las peores carreras de mi vida". Encima veo pasarme a un corredor que conozco de vista y que nunca me había ganado. Estoy echo polvo y no me pico. Al final de la segunda vuelta me voy encontrando poco a poco mejor, voy recuperando sensaciones y poco a poco voy recortando distancia con ese corredor, pero no me obsesiono. Ya en la última vuelta, en la cuesta más larga le rebaso y esto me anima un poco para ir apretando un poquillo más y poder acabar decentemente mi calvario, eso si, esta vez no hubo el sprint con el que suelo terminar las carreras. El tiempo 25:50, que quizás no esta tan mal para las condiciones en las que corría y el circuito.

El lunes por supuesto descansé y ayer martes lo dediqué a las series, que tan abandonadas las tenía. Poco más de 5 km de calentamiento y 2x(5x400) 1' de rec. entre repeticiones y 3' entre bloques. Con estos resultados 1:28, 1:25, 1:26, 1:26, 1:22 y 1:20, 1:22, 1:24, 1:25, 1:19.  Acabé reventado de piernas. Para enfriar solo pude con poco más de un km y pensaba enfriar como unos 3.

De momento voy cumpliendo con el plan fondero. Esta semana en lugar de descansar el jueves ha sido el lunes y la semana que viene en descansaré 2 días antes del cross de la Autónoma, que este me interesa más que el de la Elipa.

jueves, 1 de diciembre de 2011

En el fondo, el fondo, no lo llevo tan mal


Otra vez estoy de Rodríguez este año. A mi no me quedan más vacaciones este año, así que me he tenido que quedar a sacar mi parte del país adelante :-)

Como estaba entrenando poco, voy a entrenar más, y a coger una pequeña base fondera. Me he propuesto correr todos los días de la semana menos los jueves (empecé ayer con este plan y a estar de Rodríguez) y correr un mínimo de 10 km diarios, si mi cuerpo y cabeza aguantan. Creo que nunca he pasado de los 60 km semanales, ni siquiera cuando corrí en 1h19 en la media de Getafe del 2004 o el maratón en el 2000.

De momento comencé ayer un rodaje fuerte, para los tiempos que corren, sobre 10 km en 43:39. Los tiempos de paso fueron los siguientes 4:30, 4:25,4:20, 4:27, 4:27, 4:23, 4:23, 4:23, 4:19 y 4:02. La primera mitad en 22:09 y la segunda en 21:30.

Esta vez el entrenamiento no ha sido a las 6 de la mañana, sino a las 9:00 de la noche y no me colé, a esas horas esta abierto el polideportivo. Pero me desperté a las 4:30 de la madrugada para llevar a mis chicas al aeropuerto. Tal vez si hubiera dormido más o en competición hubiese hecho mejor marca, pero eso son especulaciones. De todas formas todavía no estoy para bajar de 40, jejeje.

Al principio iba cómodo, al final un poco cansado. Hoy tengo agujetas pero toca descanso, mañana otros 10 km, pero esta vez fuera de la pista y más suaves. El sábado ya se verá, iré a la sierre, pero intentaré no saltarme los 10 km de rigor y el domingo correr el cross de  la Elipa. Si ya sé que no es una buena opción haber corrido una hora antes el día anterior a un cross, pero lo que me importa ahora es ir cogiendo fondo.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Barro, clavos y pista


De los dos últimos entrenamientos que he hecho he acabado bastante contento. El primero fue el lunes y como casi todos los lunes hice entrenamiento de cuestas, y aprovechando que había llovido quería probar a ver que tal  iba con las zapatillas de clavos, ya que posiblemente algún cross de los que haga este invierno me toque usarlos.


Es la primera vez que utilizo los clavos de cross en un entrenamiento en mis 15 años como corredor. Fue una grata experiencia a pesar de haber bastantes piedras por los caminos, pero me sentía ligero y lo volveré a hacer probablemente, aunque quizás buscando un circuito menos pedregoso y algo más amplio, ya que para no tener que pisar el asfalto iba por un pequeño parque al que tardaba en dar una vuelta poco más de 2 minutos.

Hoy volví a repetir el entrenamiento de la semana pasada. Saltar la valla y colarme para correr un 5000 en pista a las 6:20 de la mañana, para estar fresquito, solo que esta vez fue más rápido. Los pasos fueron los siguentes: 4:11, 4:17, 4:11, 4:10 y 3:56. Cachis, ese 2º mil. 

En la foto, por si alguno dudabais, no aparezco yo.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Saltar y correr


No, no creáis que voy a cambiar de disciplina atlética. Es lo que he tenido que hacer esta mañana para poder correr en llano. Saltar la valla y colarme en la pista. Si lo reconozco, soy un especimen raro de corredor. Me encanta la pista. Ya sabéis tengo alma de mediofondista.

Cuando vivía en Londres, no me gustaba entrenar por esas calles estrechas y anochecía muy pronto, los parques  no estaban iluminados, así que cuando no entrenaba con el club, me colaba en la pista de Finsbury Park a entrenar a oscuras, en el parque daba un poco de miedo. Llegué a correr 12 km en ella, vamos un total de 30 vueltas. 
Hoy han sido unas cuantas menos. Un 5000 en progresión. Los parciales fueron 4:31, 4:28, 4:27, 4:24 y 4:10. He acabado contento y motivado, que hacía falta.

Estoy deseando que llegue mañana para colarme de nuevo. Me cuelo porque esta cerrado a esas horas, pero que conste, que se puede entrenar gratis en esa pista.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Temporada de cross

Cross Autónoma
Ya ha comenzado la temporada de cross para muchos. Yo en un principio iba a debutar este sábado en el cross de Nebrija, pero no me veo todavía preparado. Me esta costando mucho entrenar en este período, no tengo buenas sensaciones y corro, pocos muy pocos km. La verdad es que desde que soy padre, no creo que haya habido ninguna semana que haya pasado de los 30 km o muy pocas, quizás en verano con las tapias de la casa de campo. 

Se juntan muchos motivos, por los que estoy entrenando tan poco pero se resume en falta de motivación. 
Esta falta de motivación viene por varios motivos:
-  He decidido correr solo carreras populares gratuitas (mi actual situación económica no atraviesa buenos momentos, de forma voluntaria, ya que mi mujer se ha pedido una excedencia para poderse hacer cargo de la niña) y hay pocas, muy pocas y al no tener objetivo,  desmotiva. 
-Entreno a las 6:00-6:15 de la mañana, con la pereza que da, siempre hago pocos km. Por este motivo tengo un entrenamiento muy anarquíco. Aunque el entrenamiento de los lunes lo suelo respetar, cuestas.
-Entreno solo. Estaba acostumbrado a entrenar en grupo, se mejora mucho así. Soy el único colgao del pueblo que veo entrenar a esas horas.
-Al entrenar poco, no estoy en forma y tengo malas sensaciones, las piernas no me van y me da más pereza. Es la pescadilla que se muerde la cola.

Así que aprovechando que me vuelvo a quedar de Rodríguez 20 días, y viendo que tengo la posibilidad de correr varios crosses gratuitos, estoy elaborando un plan de entrenamientos, así eliminaré varios de los puntos anteriores y lo más importante,  recuperaré la motivación.

Nunca se me dieron bien los crosses, pero siempre corría alguno como preparación para la pista o para las pruebas de asfalto. Siempre fue un medio, no un fin.

El cross más importante será el 17 de diciembre, el cross de la Autónoma. Si ya sé que esta cerca la fecha, pero no es que vaya a correr un maratón, son unos 7 km. Quizás al día siguiente corra el de la dehesa de la Villa, pero el importante es el de la Autónoma porque tengo referencias de este de otros años.
A parte correré seguramente también el cross de La Elipa el 4 de diciembre.

En principio esta semana correré unos 35 km.  De momento llevo solo 9. El sábado en lugar de correr el cross de Nebrija, haré un test de 5 km en pista. 

Las marcas personales, tendrán que esperar...

viernes, 4 de noviembre de 2011

El aire de la calle


El aire de la calle, a parte de ser una de mis canciones preferidas de Los Delincuentes es uno de los elementos con los que me ha tocado luchar esta semana a parte de la lluvia, como la mayoría de vosotros supongo, salvo los que residen en las islas afortunadas y algún otro que haya podido escapar de esa lucha corredor-viento.

Me contó mi entrenador, que en el Inef, hubo una temporada que algunos atletas para no entrenar con las inclemencias del tiempo, entrenaron un año en el modulo cubierto y otros lo hicieron al exterior. Ninguno de los que entrenó en el modulo mejoró sus marcas, en cambio los que entrenaron en el exterior si lograron mejores marcas.

Pues eso, entrenar bajo estas condiciones nos hace más fuertes tanto física como mentalmente. Lo mismo pasa con las cuestas. Donde vivo ahora, no hay llanos, siempre se me ha dado mal las cuestas arriba, pero cada vez se me va haciendo menos duro.

Por otra parte, espero un poco de tregua con el agua, ya que con esta suelo entrenar más en asfalto porque mancha menos y por mi forma de correr me llegan las salpicaduras a veces hasta la cabeza. Bueno, pensándolo bien tendré que ser menos blandito y pringarme para hacer un buen entrenamiento de cross.

lunes, 24 de octubre de 2011

La veteranía un grado

Desde hoy comienzo una nueva etapa atletica, la última, dejo de ser senior para ser veterano.
Y la mejor forma de celebrarlo ha sido haciéndome un chequeo médico. Jejeje, bueno en realidad ha sido casualidad, tocaba revisión médica en la empresa. Todo normal. Bueno los triglicéridos altos, como siempre. Me han recomendado tomar nueces, Danacol, etc y ejercicio diario, a mi mujer le he dicho que me han indicado dieta del cucurucho, por si cuela, bueno también esto es hacer ejercicio.
Lo bueno que tengo un buen motor, gracias al entrenamiento acumulado en años, la veteranía, dan como resultado 45 pulsaciones en reposo (la verdad que estaba muy cómodo en la camilla) y un hematocrito del 47.10%. Ahora solo falta hacer ejercicio diario para ir por el buen camino.

Hoy poquito, con eso de la lluvia me daba pereza salir a correr, pero, pensé en el post anterior y salí a luchar contra la lluvia y el viento, un poco más 3 km a las 6:30 de la mañana. Una buena forma de celebrar este comienzo de la veteranía.

Mañana más y mejor

jueves, 20 de octubre de 2011

Llego el otoño...


Llegó el otoño; llegó la muerte...
¡Mas no para todos!
Hoy morirán hojas y animales.
Mas no morirán para siempre y, en su transformación de mañana
darán con más calor a la tierra,
de su muerte,
pasado mañana,
brotes de espeanza.
(Tres puertas. Extrechinato y tú)

Ahora empieza lo duro, antes "solo"  estaban los madrugones, pero hacía más o menos buen tiempo, a partir de ahora vienen las bajas temperaturas y las lluvias. Como decía creo que Carlos Toro, los días de lluvia valen por dos. Uno porque entrenas como siempre y otro porque tu rival no lo hace. Así que rivales la semana que viene, podéis quedaros en casita tranquilamente, yo no.
Esto es lo que hace falta para fortalecer la mente de cara a los próximos crosses. Posiblemente el próximo sea el 19 de noviembre en la Universidad de Nebrija y para entonces, ya habrá llovido suficiente.

lunes, 17 de octubre de 2011

Milla urbana de Santa Teresa


El sábado llegó el momento de probarme en medio fondo, esta vez alejado de las pistas, en una milla urbana, en Colmenar Viejo, mi pueblo desde hace poco más de un año. Una carrera de barrio, el de Santa Teresa.
La organizaba el club de Atletismo de Colmenar Viejo, por cierto gratuita.

Calenté con grandes atletas, Isabel Martínez y Pablo Vega, que se habían metido 2 horas por la mañana en el monte y que terminaron ganando en sus categorías. 

La carrera eran dos vueltas a un circuito lineal, con lo que había 3 giros de 180 grados, cada tramo pues de unos 400 metros. Nada más darse la salida, yo que tengo ya perdido el sentido del ritmo para estas velocidades iba justo detrás de Pablo y pensé uff, voy demasiado rápido (Pablo todavía no se había colocado primero) así que me dejé llevar un poco, luego se pusieron las cosas en su lugar, uff, que ritmos. Estuve picandome con uno del Colmenar, me adelantaba, le adelantaba, me adelantaba y en el último giro vi la meta y aceleré para marcharme y quedarme en tierra de nadie y terminar con unos buenos 5:25 para los tiempos que corren. Sinceramente me esperaba unos 20 segundos más, sin hacer series, me parece buen tiempo. 

Esta semana intentaré meter series.

viernes, 14 de octubre de 2011

La distancia perfecta


Desde que empecé a correr allá por 1996, en pocas millas he participado concretamente en 7. Más que nada porque no me siento muy cómodo corriendo a esos ritmos por el asfalto y tener que frenarte porque viene una curva de 180 grados.

 La 1ª la organizaba mi club de por aquel entonces, el Boadilla, fue junto Diego de León en la avenida de los Toreros. En una de esas curvas que comentaba antes, había un poco de agua, resbalé y acabé tocando el suelo con las manos, pero recuperé el equilibrio y no llegué a caerme, terminé en 5:27. 

La 2ª fue en el primer campeonato de Madrid de milla en ruta, celebrado en Parla,  también acabé en 5:27 creo recordar. 

En 2003 después de un buen año atlético decidí correr una milla en la calle Argumosa , con 4:27 en 1500 y rebajando hasta en 4 ocasiones me marca en 800 dejándola ese año en 2:10. Ya estaba un poco cansado de tanta competición en verano, pero quería probar que tal. 
Somos muchos y la organización decide dividir la prueba en dos carreras, 20 seniors y 15 veteranos. Los 5 primeros de cada carrera correría después la absoluta. Sale primero la de veteranos y después la nuestra. Yo que iba con la intención de correr solo una milla para saber cuanto podía hacer pues salí a tope.
 Veo gente del club marathon, como Pedro (no recuerdo su apellido), José Felix Ortiz y Oscar Hidalgo. 
Pedro sale como una exhalación,  detrás va un chaval del Fuenlabrada e inmediatamente después Oscar Hidalgo y yo, José Felix iba controlando para quedar quinto y tener el mínimo desgaste para correr la absoluta. En la recta final Pedro entra destacado del resto en 4:58, el de Fuenlabrada va 2º, Oscar 3º y yo 4º, aprieto los dientes y saco fuerzas de no sé donde y les adelanto. Termino 2º en 5:06!!! A los 20 minutos se corre la absoluta, yo me encuentro reventado. Salgo porque me he ganado el puesto. Acabo 5º por detrás de José Felix, Pedro, el de Fuenlabrada y el primer veterano, con 5:27 de nuevo. Con el 2º puesto en la senior me llevo una copa.

Las millas 5ª y 6ª las corrí en Londres en pista, no estaba muy en forma, me quedé en tierra de nadie y las 
acabé en 5:10 y 5:13.

La 7ª y última milla la corrí en 2009 otra vez la de la calle Argumosa, pero esta vez había "final" directa. Me acompaño mi amigo y compañero de entrenamientos de por aquel entonces David Bedoya.
Sabía que el estaba más fuerte que yo y que no tenía nada que hacer contra él, pero nadie se decidió a tirar, así que decidí hacerlo yo, junto a David vino otro corredor a acompañarnos. Íbamos demasiado fuerte, decidi que esa no era mi guerra. David fue tirando todo el rato y el otro iba muy cómodo detrás, apretó y se llevó el triunfo. Yo esta vez acabé 3º detras de David. Ya en plena crisis, solo hubo copa para el primero.

Mañana correré mi 8ª milla, no estoy en forma, no he hecho series, muy pocos km y lo único que me salva es que estoy cogiendo fuerza en las piernas por el terreno en el que estoy entrenando. Corro porque es en mi pueblo y corro porque mi niña nunca me ha visto correr en una carrera, vamos no ha visto nunca una carrera y además habrá pruebas para niños. Ella todavía es muy pequeña para correr, lleva poco tiempo caminando, pero, jejeje, por ahí la puedo ir enganchando. 
Procuraré bajar de los 6 minutos, pero si no bajo, diré que es que la carrera estaba mal medida y cosas por el estilo. Uff, una milla de nuevo

lunes, 10 de octubre de 2011

La soledad del corredor de fondo


Ayer corrí poco, solo para comprar el pan, 2 km de ida, dando un rodeo, y todo el rato en subida y un km de bajada. Dejé en casa el pan y pensaba continuar de nuevo, pero una vez en casa estaba tan calentito que decidí quedarme. Así no voy por buen camino, pero bueno, ya le he puesto remedio. 

Hoy he salido a las 6 de la mañana a experimentar esa soledad del corredor de fondo. La noche, las luces de las farolas, las de los coches, la de la luna,  algún que otro viandante con destino al cercanías y yo, único corredor pringao mañanero. La sesión ha consistido en recorrer unos 7 km por terreno con cuestas. Sube y bajas, en el que he notado como tiraban los cuádriceps. 

Ayer, después de ir a comprar el pan fui a dar un paso con mi mujer y mi niña al polideportivo. Vi como había un chico entrenando vallas. Recordé aquellos tiempos en los que yo lo hacía también, cuando practicaba atletismo en un grupo y sentí añoranza. Ahora solo corro, ahora solo soy corredor, y corro solo.

jueves, 6 de octubre de 2011

Cuestan las cuestas

El entrenamiento mañanero de hoy, a las 6:15, ha sido durillo. Hoy iba a ser un entrenamiento de fartlek, pero el terreno me ha dejado K.O.

Comencé por el circuito que suelo hacer siempre, en el que ya conozco las cuestas, como buen fartlek, apretaba cuando me venía en gana y después recuperaba. Añadí el más difícil todavía y me metí por una cuesta bastante empinada y de unos 40 segundos de duración, que me ha matado. A partir de ahí, se acabó el fartlek ha sido una supervivencia con con el terreno, cada vez que subía, mis piernas protestaban y cuando bajaba las cuestas mi cabeza, me decía: "Tío que esta cacho bajada vas a tener que subirla luego a la vuelta". Llegó la vuelta y subí y pensé: " buah, no ha sido para tanto" e inmediatamente: "Coño si esa no era la cuesta".

Pasada esa cuesta fue como una vacuna contra el dolor y ya pude con el resto..., que ya me quedaba poco.

Fue más duro que el martes, que fue el día que dediqué al entrenamiento de cuestas.

Por lo demás, no he entrenado mucho ya que estuve enfermo y estaba flojucho.

jueves, 29 de septiembre de 2011

III Carrera Astamon

La carrera fue el sábado, pero entre me he liado entre unas cosas y otras y no podido contarlo antes. En fin, el resultado fue mejor de lo que esperaba y eso indica que voy por el buen camino. 

La distancia según la página fue de 5.367 metros y la recorrí en 20:45, lo que supone que es una media por debajo de los 4 minutos el km, que me deja más que satisfecho, ya que de momento no he hecho nada más que empezar con el sistema de entrenamiento y me he metido muy pocos km.

La carrera tenía subidas y bajadas, no con mucha pendiente, pero la última subida si se me hizo un poco larga. Como antes de salir me oí que serían unos 5.800 metros, pues pensé que todavía quedaba algún giro porque veía la meta y me parecía que estaba demasiado pronto. Me reservaba un poco para aguantar la subida y esos metros que supuestamente me quedaban por recorrer, pero cuando me percaté que no quedaba ningún giro y que se enfilaba recto hacia la meta, apreté y aceleré hasta la meta.

A pesar de correr a las 6 de la mañana se puede entrenar más o menos decentemente. Predomina la calidad sobre la cantidad, aunque a esas horas, mucha calidad tampoco se puede meter

Esta semana, estoy griposo y no he salido a correr ningún día. Veré a ver si vuelvo a la rutina la semana que viene e ir incrementando poco a poco el volumen.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Por fin me pondré un dorsal

Ha pasado tanto tiempo desde que no corro que va a ser casi como si fuera novato. Bueno para algunos quizás no sea tanto tiempo, para mi si. Mi última carrera fue el 19 de mayo de 2010, por entonces estaba federado y fue un 800, el tiempo 2:18.9, lejos de mi mejor forma, pero bastante mejor de lo que podría hacer ahora.
El caso es que por fin me he decidido y voy a correr. La III carrera popular feria comercial Astamon en las Tablas. Son 6 km. Casi nada para algunos, pero para mi esta bien, con los pocos km que puedo meter ahora, (la semana pasada solo pude salir 3 veces y pocos km) es suficiente.
En principio pretendo ver como me encuentro en carrera, no sé como me desenvolveré después de tanto tiempo, no tengo ni idea de como estaré. Es la competición la que te pone en el nivel en el que estás. Como he dicho muchas veces, el mejor entrenamiento es la competición, ya que pones a prueba todo lo que has entrenado y como en mi caso ahora no es mucho me servirá para saber, cuales son mis puntos débiles y los fuertes, aunque más o menos ya tengo una idea. 
Así que a ver que sale...

lunes, 12 de septiembre de 2011

Calidad sobre cantidad III (adaptación)


Está será la última entrada sobre el tema calidad sobre cantidad, así deja de ser tan cansino el tema.
Voy a contar como he adaptado esta primera semana basándome en este tipo de entrenamiento.
Tenía planificado salir 4 días en esta semana, cumplí y salí los 4.
Ya que no tengo gps, ni me fío de mi podómetro, que llegué a utilizar más bien poco pondré el entrenamiento por km aproximados.
Los entrenamientos a diario los realizo empezando entorno a las 6:00- 6:15 de la mañana.
El lunes, quizás fue el día más fuerte. Corrí 5 km subiendo y bajando cuestas. 
El martes, 6 km a ritmo medio.
El sábado, 8 km a ritmo medio (como tirada larga, ya iré subiendo)
El domingo, 3 km a ritmo medio (2 últimos km e 8:47) + 3 km corriendo descalzo.

En un principio iba a entrenar el lunes, martes, jueves y sábado, y el jueves tenía pensado ir a La Tapia, pero estaba demasiado cansado además era un entrenamiento demasiado fuerte para como estoy ahora, rodaje + 5x1000. Así que, sustituí el entrenamiento del jueves por un rodaje el domingo. Me molestaba bastante el empeine y por eso decidí rodar 3 km descalzo. Mano de santo. No es que pretenda pasarme al barefoot, que me da una pereza tremenda eso de la adaptación después de 15 años corriendo con amortigüación, pero creo que viene bien para recuperar.

En principio en septiembre, pienso entrenar más o menos con esta estructura, variará un poco, pero básicamente será coger la rutina, ir aumentando poco a poco el kilometraje, que a lo largo de la semana no da para mucho más. 

Quizás a partir de octubre aumente a 5 días. 

Lo mejor es que me he apuntado a una carrera de 6 km para el día 23 de septiembre. No participo en ninguna prueba desde el 19 de mayo del 2010 en un 800. El objetivo es probar sensaciones y no sufrir en exceso.

jueves, 8 de septiembre de 2011

Calidad sobre cantidad II

Esta estructura semanal de entrenamiento que comenté en la entrada anterior, a parte de haberla llevado a cabo en el 2004, también las realicé en 2002 y 2003, que fueron mis mejores años atléticos. 
En 2002 bajé por primera vez de 4:30 en 1500. Mi marca de 1000 m corresponde a ese año. 
En 2003, de 5 competiciones que tuve en 800 m, batí mi marca en 4 ocasiones. Debuté en 5000 (con 17:29). Batí todas mis marcas en todas las distancias en las que competí. Gané un popular de barrio (Verbena Claret) y fui 2º en la milla senior de la calle Argumosa (a los 20 minutos corrí la absoluta, 5 primeros veteranos + 5 primeros seniors, llegué 5º, desfondado).
En 2005 me fui dos años a vivir a Londres y ya cambió mi estilo de vida y el método de entrenamiento.

Se me olvidó comentar que algunos lunes después de competir el fin de semana me machacaba haciendo cuestas, así aprovechaba y comentaba a mis compañeros y entrenador lo bien que me había ido en la competición, a veces incluso después de correr un medio maratón, aunque fuera de montaña como el de Jarandilla de la Vera. Eso si, si hacía esto generalmente el martes descansaba y si no el miércoles.

Bueno, ahora volvamos por donde nos habíamos quedado:
Los miércoles. Aquí muchas veces entrenaban multisaltos mis compañeros con lo que mi entrenador me mandaba rodar por mi cuenta, que solía ser entorno a 40 minutos por el parque de Breogán o por la fuente del Berro a veces una hora si iba hasta el Retiro y estaba preparando una media o simplemente me saltaba este entrenamiento. Otras veces si que iba al Vallehermoso y hacía un rodaje en progresión, con un calentamiento previo de 20 minutos + 2x(2k1 + 2k2 + 2k3) por la calle 6.
2k1. son dos vueltas a ritmo medio, 2k2 2 vueltas a ritmo alto, 2k3 son 2 vueltas a ritmo muy alto. 
Otros días hacíamos rodajes por las calles exteriores y en cada vuelta un sprint de unos 60 metros (aqui me picaba con los velocistas, ellos salían parados y yo lanzado).

Los jueves. Era era el día más fuerte y más duro. El de las series. Ibamos a machete, aunque muchas veces me tocaba hacerlas yo solo porque eramos pocos fondistas y yo era de los más habituales. Me vino bien que cuando venían los fondistas eran más o menos del mismo nivel, alguno un poquito por encima, con lo que tiraba de mi.

Los viernes generalmente descansaba.

Los sábados, solía salir a rodar con un amigo cuatrocentista por el Retiro. El salía a toda leche y yo iba detrás  de él con la lengua fuera, llegábamos a la cuesta del Ángel Caído y le alcanzaba, él se desfondaba y a mi me ayudaba a superarme. Normalmente si iba con él daba una sola vuelta, si no, daba dos. Siempre intentábamos correr los más deprisa posible. 
En otoño-invierno corría varios de los crosses universitarios. El cross nunca se me ha dado bien, lo he empleado siempre más como medio que como fin. Eso de meter tanta fuerza para poder desplazarte no se me daba bien. Curiosamente quedaba mejor en los crosses con sube y bajas que en los más llanos. No sé quizás me estimulaban más o era más prudente a la hora de salir.

Los domingos. O bien competía o bien como el sábado. Cuando preparaba medias metía algún rodaje de hasta 90 minutos que solía hacer por la casa de campo.

Creo que cuando he estado más en forma ha sido poco antes de correr la media de Madrid en 2003. Unas semanas antes, me metí un jueves 6x1000 entorno a 3:25, alguno por encima, la mayoría por debajo, el último a 3:14 recuperando 2' entre cada repetición. El sábado siguiente me metí 12x1000 entorno a 3:45, la recuperación empezando en 1' y reduciendo 5" por cada repetición hasta llegar a 35", el resto ya recuperé 1'. Alguna repetición creo que fue en 3:37. Lo malo es que cogí la gripe poco después y pensé que estaba recuperado y corrí la media, me encontraba cansadísimo, al llegar a casa comprobé que tenía 38º de fiebre.
Un año después mejoré marca en Getafe, pero claro, el de Getafe es más llano.
Según las tablas de puntuación de la IAAF, mi mejor marca es la de 1500 y me considero más medio fondista que fondista.

En la próxima entrada contaré como me ha ido la primera semana de adaptación del método y como lo iré desarrollando. Como veis priva más la calidad que la cantidad de km.

martes, 6 de septiembre de 2011

Calidad sobre cantidad I

Camino de realizar mi mejor marca en 1500 en Coslada
Esta es la primera entrada que voy a escribir sobre este asunto, no sé cuantas me ocupará, pero creo que una sola sería demasiado larga, quizás con dos sea suficiente. Lo escribo un poco para hacer memoria de lo que me llevó a hacer mis mejores tiempos, hace más de un lustro ya de aquello, por aquel casi lejano 2004. No es que me proponga batir mis récords personales porque no dispongo del mismo tiempo que aquel entonces para poder entrenar. Simplemente quiero recuperar un cierto estado de forma y creo que recordando el entrenamiento que hacía y adaptándolo un poco mejoraré fácilmente mi estado de forma actual y si a alguien le sirve de ejemplo pues mejor que mejor.
En aquella época entrenaba de 5 a 6 días a la semana en que predominaban los ritmos altos sobre las kilometradas, hacía entorno a 40 km semales. 
Ahora empezaré entrenando 4 días a la semana, luego se irá viendo si aumento alguno más.
Dependiendo de la época del año hacía más o menos km, creo que nunca he llegado a pasar de 60. Con una buena estructuración del entrenamiento y de las competiciones mejoré en todas las distancias en las que participé, a continuación pongo las distancias y el mes en el que lo conseguí:
  • 800 (julio)
  • 1500 (finales de mayo)
  • 3000 (mediados de febrero)
  • 5000 (finales de abril o principios de mayo)
  • 10 km ruta (diciembre, en la San Silvestre Vallecana)
  • media maratón (enero en la media de Getafe)
Como puede observarse, el fondo lo practicaba más en invierno y el medio fondo en verano, salvo la excepción del 3000, que estando bien de forma quería probarme.
A continuación expongo la estructura del entrenamiento de una semana, que desarrollaré en unas dos entradas:

  • Lunes. Entrenamiento de cuestas o escaleras.
  • Martes. Pesas o series cortas
  • Miércoles. Rodaje en progresión.
  • Jueves. Series medias o largas.
  • Viernes. Generalmente descansaba
  • Sábado. Rodaje o descanso
  • Domingo. Rodaje o descanso

Los lunes, en invierno consistía en quedar en el estadio del Vallehermoso, bajar rodando hasta el parque del Oeste y allí hacer fartlek sobre un circuito con subidas y bajadas. Las subidas las hacíamos fuertes y las bajadas recuperando, pero a ritmo vivo. Una de cada cuatro semanas subíamos escaleras, o bien en frecuencia o bien ampliando zancada de dos en dos. Con distinto tipos de escaleras.
En verano, en lugar del farlek hacíamos series, tanto cuesta arriba como cuesta abajo.
Al acabar el entrenamiento subíamos rodando hasta Moncloa una vez allí comenzaba un pique para ver quien llegaba antes al Vallehermoso, como si de una carrera se tratara. Empezó siendo un pique en las inmediaciones del Vallehermoso, pero siempre perdía ante los velocistas, así que decidí tirar desde Moncloa. Luego vino un chaval muy bueno, Manu, que aunque era más joven que yo, tenía mucha calidad (este año ha hecho 1:52 en 800) así que yo tiraba para que a él le pillaran los semáforos en rojo, jejeje.

Los martes. En invierno calentábamos unos 20 minutos. Después una sesión de pesas de unos 45 minutos. Ejercicios de estiramiento y técnica. 
En verano dejábamos las pesas a un lado y entrenábamos series cortas. 150, 200, 300, 400. Y rara vez alguna de 100.


Continuará...

miércoles, 17 de agosto de 2011

Todo es relativo

"Todo es complejo, todo es relativo. Nadie esta en posesión de toda la verdad. Toda persona tiene su corazoncito. Tres pies al gato no los habrá siempre que sacar...". Los Buenos y Los Malos, Reincidentes.

Como iba diciendo todo es relativo. Cuando me metí a hacer atletismo entrenaba con un grupo muy rápido, había velocistas de 400, alguno llegó a correrlo en 49 y pico y mediofondistas muy rápidos, alguno a llegado a hacer el 1500 en 3:48. También había gente de mi nivel, menos mal. Pues bien, yo practicaba medio fondo porque me gustaba, siempre me ha gustado correr en pista, pero ellos me decían que se me daría mejor el fondo. Ahora coincido con gente de La Tapia, que corren por ejemplo media maratón en un tiempo que para mi siempre ha sido muy lejano, en cambio ellos no se acercan demasiado a mi marca de 1500, para ellos soy mediofondista. Lo que digo todo es  relativo. 
Mirando la puntuación de las tablas de la IAAF, mi mejor marca es la de 1500, curiosamente mi segunda mejor marca es la de media maratón, después la de 1000, luego 3000, 10000, 5000 y maratón (he de reconocer que a penas lo entrené específicamente).
Según mi último entrenador y con el que más tiempo he estado, mi prueba son los 3000 lisos, prueba que no es ni chicha ni limoná. No es olímpica y no estoy ni el milqui ni el cinco.

Ahora en estos momentos, podría decirse que soy aprendiz veterano de mediofondista. Hacer rodajes largos me cuesta un huevo, las series largas también, pero sin embargo voy muy bien en las cortas. El otro día corrí un 3000 y un 2000 en 12'27" y 7'56 y al rato por probarme un 200 en 30". Flipé, no me esperaba para nada correr tan rápido (más relatividad, para algunos es lento) estando tan cansado.
Ayer después de rodar 20' descalzo por un campo de fútbol de césped artificial corrí un 400 por la pista, también descalzo en 1'21", recuperé tranquilamente poniendome las zapatillas y otro 400 en 1'10" bastante bien para como estoy ahora, también es relativo claro.

El problema como he dicho en anteriores ocasiones, es que me cuesta rodar largo y es precisamente lo que me falta, por lo menos estoy rápido, que antes pensaba que ni eso. Por lo menos los jueves hago un buen rodaje en La Tapia, por lo menos para mi.

lunes, 8 de agosto de 2011

Entrenamiento 1ª semana de agosto

Junto a Martín Berlanas y Fernando Lozano
A pesar de estar de Rodríguez en esta primera semana no he corrido demasiados km. Más bien lo contrario. Primero porque no puedo metermelos de golpe después de estar tanto tiempo haciendo tan poco. Pero lo que veo interesante es que he salido 4 días, que hacía mucho tiempo que no corría tantos días en una semana.
Siempre he sido un corredor popular atípico así que me gusta más hacer series que rodar. Por eso predominaba más en mis entrenamientos la calidad que el kilometraje.
Una vez dada esta introducción, expongo como fue la semana.
Lunes descanso (entre curre de 8 a 20 y luego me fui a comprar, se me quitaron las ganas de entrenar)
Martes, rodaje de unos 20' más cuestas. Total unos 5 km.
Miércoles, estaba eufórico por lo bien que me había encontrado, así que salí fortísimo, tanto es así que a los 10 minutos tuve que parar (incluyendo subir un tramo de escaleras) y volví a trotar otros 10 mintos. Unos 4 km en total.
Jueves 9 km con los tapieros. Gran sorpresa al venir a entrenar con nosotros el recorman nacional de 3000 obstáculos, Luis Miguel Martín Berlanas. 7 km, interrumpidos por una gran charla de Fernando Lozano (fue entrenador entre otros de Chema Martínez) sobre el entrenamiento en hipoxia y terminamos con un 2000 a tope que empezaba en bajada, continuaba con sube y bajas y terminaba en subida (y casi con mi vida). De siempre se me ha dado bien correr cuesta abajo, así que salí tan lanzado que me coloqué 1º(incluso por delante del mismísimo Berlanas, había que aprobechar la ocasión de ir por delante :P) e iba cómodo, hasta que empezaron los sube y bajas, ahí me fui quedando y quedando y llego la subida y por mi mente pasó la idea de abandonar, pero seguí (esta vez fui algo más fuerte que la semana pasada). Llegué hasta arriba vi la meta y apreté, me dejé lo poco que me quedaba. Misteriosamente tuve fuerzas para volver al punto de encuentro rodando decentemente.



Grupo de tapieros

El viernes descansé.

El sábado fui a la montaña a caminar (entrenamiento invisible)
El domingo 9 km. En este día, esta la clave, el cambio de mentalidad, aunque todavia es muy pronto para decirlo, espero que se vea con el tiempo. Rodaje largo a buen ritmo, hice unos dos km, quizás un poco más fuera de la pista, sin parar me metí 5km en 22'24", estaba cansado y me había propuesto hacer 9 km, así que descansé y los e hice esos 2 últimos km en 8'17". Digo que ha cambiado la mentalidad, porque ha sido un rodaje de calidad, aunque antiguamente rodaba muchas veces a este ritmo, hacia tiempo que no rodaba por debajo de 4'30" en más de 3km seguidos. Pero sobre todo, que me ha dejado con ganas de entrenar más y me ha quitado la pereza de rodar largo, que es lo que me hace falta. Estoy deseando que llegue la hora de entrenar para seguir con esta progresión.

Total unos 27km. Esta semana que entra espero hacer por lo menos 7 más.

viernes, 29 de julio de 2011

De Rodríguez


Aprovechando que estoy de Rodríguez, ayer me fui a correr a un sitio lleno de prostitutas y terminé con una buena comida. Si, si, ayer me fui a La Tapia de la Casa de Campo y terminé comiendo cosas muy ricas, no seáis mal pensados.
Hizo mucho calor, bastante para lo que ha estado haciendo este verano, pero a pesar de esto me sentía bien casi pletórico después del calentamiento. Así que me puse a correr con los de delante e incluso a tirar del grupo en algunos momentos, pero llegó la cuesta de la verdad, no muy larga, pero bastante empinada, ahí se me fueron, empezaron a flojear las piernas y me quedé en tierra de nadie, los de atrás estaban demasiado atrás, tuve que hacer una parada técnica de 30 segundos y los de atrás seguían sin aparecer. Mi mente se iba debilitando, cada vez más flojo, cada vez más lento, y aún seguían sin cogerme, adelante a los del bus de Garabitas, que habían atajado por otro lado, pero a los 40 minutos dije basta y me paré a caminar. La gente me iba pasando, entre ellos Nemo y Malagueta, que se lo estaban tomando tranquilamente porque corren el domingo. Seguí caminando, la gente seguía pasando. Parte del bus me alcanzó y me animaron a irme con ellos, estaba tan mal que me costó bastante aguantar corriendo, al final olía, la meta, el final, y gracias a mis ganas de acabar y mi alma de medio-fondista empecé a alargar la zancada, a volver a pasar gente y creí que la meta estaba más cerca y no, todavía quedaban unos cuantos metros pero no saqué fuerzas para aguantar, y llegué a la meta y seguí corriendo tras comprobar que me quedaba nada para llegar a la hora de carrera y justo cuando cumplí este tiempo paré y regresé.

Como decía estoy de Rodríguez desde el miércoles hasta el 25 de agosto, en el que me iré a buscar a mis niñas a Las Palmas de Gran Canaria (Gónzalo a ver si quedamos y te echo una mano con los entrenamientos, eso si no me pidas rodar más de 15 km) así que aprovecharé para entrenar más.

miércoles, 13 de julio de 2011

Test de 1.000

Estoy entrenando poquito, pero por lo menos hago "algo" todas las semanas, con lo mal que estaba ese "algo" me sirve para lo mismo, para ir mejorando "algo". 
Tenía ganas de probarme en mil metros a ver como estaba y he dado casi casi en clavo. Calculé que podría correr esa distancia en 3 minutos y medio y no fallé por mucho, 3:28. Los pasos cada 200 fueron los siguientes, 42, 43, 43, 42 y 38. El test lo hice justo después de la larga jornada de curro del lunes de 7:30 a 19:30, con lo que me pilló un poco cansadete. Así que puedo estar en algo menos. Me falta capacidad de sufrimiento con lo que tampoco fui a tope. Lo mejor es que terminé más o menos fuerte el último 200.
Ahora tengo que coger el libro de "Autoentrenamiento para corredores" y adaptar un plan, que en principio será el de bajar de 40 minutos en 10.000. Solo como orientación, vamos que no se parecerá mucho a la realidad. De ahí a que participe en un 10.000 no sé, de momento sigo pensando que correré los crosses universitarios.

lunes, 4 de julio de 2011

Donde quiera que estés...

Este último jueves en La Tapia, me pregunté: -"¿Qué raro, no está Ertumba por aquí hoy?". El sábado tristemente encontré la respuesta, se había ido al Pirineo y una fatal caída a vacío, acabó con su vida. Malagueta había escrito en su muro de facebook que ya no podría quedar con él... y así tristemente me enteré de la noticia.
Aunque no lo he conocido nada más que por coincidir con él en La Tapia y echarnos unas risas, era una de esas personas con las que te gusta coincidir, divertido, gran sentido del humor, dicharachero y te hacía sentir bien. 
Nos unía su pasión por correr y por lo visto también la montaña.
Ahora La Tapia no va a ser lo mismo sin él, pero siempre te recordaremos.
Un fuerte abrazo a quien lo necesite.

lunes, 27 de junio de 2011

Con el mono


Esta mañana a las 6:30 de la mañana, he tenido buenas sensaciones, me he sentido bien y estoy ansioso por salir a entrenar de nuevo. Hacía tiempo que no me pasaba, estar que te subes por las paredes por salir a correr. El caso es que me ha sabido a poco, porque ha sido poco, antes de ir a trabajar a penas hay tiempo y solo he podido correr poco más de 4 km. 2 de ellos controlados en la pista, lo confieso, abren más tarde, pero vi la puerta abierta y me colé. Buenas sensaciones mañaneras, esos 2 km fueron en 4:30 y 4:15. Que no esta mal para ser tan tempraneros, por lo menos para mi.
Plus, plis, plas, mañana más.

lunes, 20 de junio de 2011

Por el buen camino


Más o menos voy por el buen camino. Bien porque los días que me he propuesto salir  a correr he salido, eso ya es un buen comienzo, aunque de momento porque como salgo a correr por las mañanas antes de ir a trabajar se me echa el tiempo encima y al final corro menos tiempo, pero también porque me cuesta, me cuesta salir a rodar, como no estoy en forma se me hace pesado, pero poco a poco iré pillando la forma y añadiendo más tiempo. El éxito depende de la constancia y la motivación y eso lo aprendí cuando era mejor corredor que ahora.
El entrenamiento de los jueves en La Tapia de la Casa de Campo me va a venir muy bien, dura todo el verano y acaba justo un poco antes de que comience el circuito de crosses universitario, que es el objetivo. Nunca antes el cross había sido objetivo, sino que lo tenía como medio para prepararme otras carreras. Después de casi 15 años corriendo (con algunos parentesis de lesiones y falta de tiempo, etc) hay que buscar nuevos retos.
La Tapia pasada me dejó contento. Corrimos unos 8 km (2,5 km + 3 km fuertes + 2,5 km de enfriemiento), normalmente suele ser más, pero estuvimos con técnica y demás y no había mucho tiempo para hacer más.
El 3000 fue en el bosque de Garbitas y para quien no conozca esta zona, tiene subidas y bajadas y varias rectas llanas, ideal para hacer series, gran parte de la élite de atletismo español ha hecho aquí sus series. 
Pues bien como había estado con antibiótico salí conservador, pero con ritmo vivo y al no estar acostumbrado a sufrir, se me pasaba por la cabeza la idea de abandonar, a parte de que tenía ciertas molestias, pero me repuse y en el último km pude bajar de 3:40, así que acabé satisfecho. El tiempo total fue de 12:24, que no es para tirar cohetes pero no hay que pedir peras al olmo. 
Con perseverancia vendrán mejores tiempos y metiendome más fondo claro está.

lunes, 13 de junio de 2011

Automotivación

Como he comentado en anteriores entradas, he engordado debido al nacimiento de mi hija, que me roba tiempo para poder entrenar, a parte del problema fundamental que era el del varicocele, que por las molestias que tenía dejé de correr. Todo esto junto al cambio de metabolismo a partir de los 30, me ha hecho engordar, antes aunque no entrenara lo máximo que engordaba eran 2 kg. Ahora como menos y engordo más. Mi peso óptimo de cuando estuve en mi mejor forma era 55kg,  9 kg menos que ahora, llegué a 66 kg. Aunque con 57 no andaba mal. No os penséis que estaba muy flaquito, es que soy bastante bajito (161 cm) como Gebre más o menos. 

Todo esto supone no estar en forma y me cuesta correr, al costarme no me apetece salir a hacerlo, unido a que duermo poco entre semana y quiero aprovechar el fin de semana para hacerlo. Ya no vivo en Madrid, y no me apetece madrugar para correr una carrera y al no correr carreras no me motiva entrenar. Es un círculo vicioso. 

Así que he decidido automotivarme para salir. Y la motivación que encuentro es llegar en forma a los crosses universitarios. No son solo en Madrid. No hay que madrugar, son a 12:00. Están antiguos rivales con los que me puedo picar de nuevo o ir poco a poco acercandome a ellos. Y encima son gratis.

Si todavía queda mucho, pero mi estado de forma es tan lamentable que voy a necestitar todo este tiempo y más para llegar bien.

El problema, el tiempo, seguiré disponiendo de poco, pero madrugaré, aunque nunca me levantaré antes de las 6:00. Hay semanas que entro a trabajar a las 8:30 y otras a las 8:00. Pues meteré más carga en el primer tipo de semana. Puedo sacar 3 días entre semana, 2 de madrugada y el  3º de calidad los jueves en la tapia mientras dure y los fines de semana correr uno de los dos días y si es posible los dos.

Aunque mi cuerpo no rinde bien a esas horas de la mañana es lo que hay y espero poco a poco ir adaptandome. Lo malo será cuando llegue la fresca. Pero con la caló quizás también sea lo mejor. 

Si hay alguna carrera que me  motive cerca de casa también la correré. Pero de momento pensaré en los universitarios. Ahora elaboraré un plan más específico y pasando de anarquías, que así no se mejora ni motiva.

lunes, 23 de mayo de 2011

Barefoot


En este ciclo de vida de runner que estoy viviendo estoy siendo más anárquico que nunca, soy mi propio entrenador y no estoy teniendo disciplina. Corro cuando puedo y me da la gana, otras veces porque me lo impongo, otras me apetece y no tengo tiempo, o se me hace muy tarde (si entreno tarde me cuesta dormir), otras entreno por la mañana y voy con los músculos dormidos. En fin creo que sabéis lo que es un entrenamiento anárquico. 

Pues bien, el sábado, no me apetecía correr, pero es que apenas había entrenado en la semana, así que me impuse el salir, pero me encontraba pesado. Lo suyo era realizar un rodaje, que realmente es lo que más falta me hace, coger una buena base de fondo, pero al contrario que a muchos populares, no me gusta rodar, lo que me van son las series, el correr rápido. 

Con la pereza que tenía a lo 7 minutos me pare, mi mente me decía basta, no podía seguir, así que dije, vamos a hacer series. No puedor, no puedor, mi mente estaba tan ofuscada, que no iba casi arrastrándome. Corrí 3x200 en 42, 41, 41, cuando unos par de años antes hacía 12 en 33-34. Vamos que me los fui tocando. 

El problema también es que las zapatillas las tengo ya muy desgastadas y me molesta al correr. Pensé no puedo dejar el entrenamiento así. Me quité las zapatillas, los calcetines y me puse a rodar a buen ritmo, por lo menos para mi ahora por el césped artificial que había en el interior de la pista. Me sentía como un corredor nuevo, la pereza se desvaneció, hasta llegué hacer alguna que otra diagonal. Al fina salieron unos 7 km, que no es mucho, pero comparado con los 7 min. que había marcado al principio quedé bastante satisfecho.

Espero repetirlo dentro de mi anarquía, pero también voy a ver si me compro unas nuevas zapas

miércoles, 18 de mayo de 2011

El Rey de la Montaña

Hoya de San Blas

Hacía tiempo que no iba a la montaña. Con mi nueva vida de padre nunca encontré el momento, pero como ahora me quedé de "Rodríguez" durante unas semanas, he aprovechado para hacerlo. Lo malo es que cada fin de semana hacía mal tiempo. Así que decidimos ir este sábado a la Hoya de San Blas, solo conseguí convencer a un amigo. Hacía calorcito, un día explendido, hasta apetecía bañarse en el río. Cuando empezamos a subir, se notaba mi lamentable estado de forma de montañero y me agotaba enseguida. Nos quedamos en medio del bosque porque había que reservar fuerzas para el concierto de la tarde y poder estar pegando botes en Rivas. 

Según íbamos subiendo por el bosque se nos iban sumando montones de moscas, nunca me habían molestado tantas, hasta para comernos el bocadillo, con una mano lo sujetaba y la otra la estaba moviendo continuamente para espantarlas. Dicen que se ponen muy pesadas cuando va a ver tormenta. En un momento, se cubrió el cielo, y al ratito empezó a llover. Pensamos que sería una nube pasajera. Comenzó a granizar y nos refugiamos bajo una rama. Si ya sé que esta mal estar debajo de un árbol en una tormenta, pero, estaba lleno de árboles, y joder, el granizo duele. 
Uff, esto no para, tocaba salir por patas. Mochila a la cabeza para protegernos de los cubitos de hielo y bajar lo más deprisa que podamos. La montaña se quedó blanca de lo que granizo y nosotros empapados. ¿No querías bañarte? Pues toma dos tazas.
Los caminos se convirtieron en torrentes, arrastrando el las bolitas de granizo. Los arroyos ensancharon y por donde cruzamos anteriormente dando un salto, no había forma de atravesarlo, así que fuimos por todo el medio, total ya estábamos empapados. Ni siquiera lo noté, con lo que jarreaba, solo se renovó el agua que había dentro de las botas. Es lo que tiene el gore-tex, lo que entra no sale. Una vez que salimos del bosque, nos pusiemos a correr, con las mochilas en la cabeza en dirección hacia el coche, así nos mantuvimos calentitos y aguantar la mojadura hasta colmenar. Fue un buen entrenamiento.

Alto de Guarramillas (Bola del Mundo)

El título del post viene por el entrenamiento que hice ayer, prácticamente desde que me fui a vivir a Colmenar tenía ganas de hacerlo. Me fui a subir el Alto de Guarramillas, más conocido como Bola del Mundo. Esto suponía como un reto personal y estaba tan nervioso como si de una competición se tratara. 

Salí del curro a las 15:00 y fui directamente para allá, antes me había jalao dos bocatas, un plátano y una chocolatina con almendras. Llegué al parking del Puerto de Navacerrada, me cambié y cogí el camino equivocado, más bonito, más corto, pero más duro, el de cemento no, el de tierra y piedras. Empecé a correr y a los 3 minutos y medio me encontré con un rebeco que subía a toda leche huyendo de mi presencia. Ahí me paré a observarlo, única parada que hice.


La siguiente media hora, que es lo que tarde en coronar la cima, la hice del tirón. Empecé corriendo un minuto y 10 segundos y recuperaba andando 50 segudos, hasta que llegué a una gran subida empinada, que ya hice prácticamente el resto caminando deprisa, salvo alguna excepción. 
La espalda se me cargó mogollón, por la zona lumbar y la relajé subiendo algunos tramos de espaldas.
Era impresionante subir la montaña y no encontrarme con nadie, solamente el rebeco, una lagartija y un par de cuervos que esperaban a que me despeñase.
Cuando llegué a la cima me sentía El Rey de la Montaña. Yo solo frente a esa preciosa vista como acompañante. El cielo se estaba encapotando, así que, dada la experiencia, estuve poco en la cima y salí por patas, esta vez si hice la bajada corriendo todo el rato y por el camino cementado. 
Al llegar al coche se puso a llover un poquito, pero me quedé para comprobar como iba a más.

Hoy tengo como recuerdo unas estupendas agujetas que me recuerdan que cumplí mi reto y que por unos instantes fui el Rey de la Montaña

miércoles, 11 de mayo de 2011

Vaya pájara!!!

Los últimos entrenamientos que estoy teniendo son bastante irregulares. Un día entreno bien y al siguiente aunque no me encuentre cansado, me sale una cagada, así que poco había que contar y no he añadido ninguna entrada al blog. Debido a esta irregularidad, tengo falta de confianza. Pensaba corre el sábado la III vuelta a la Jarosa, pero va a ser que no, iré a la montaña, pero a hacer senderismo, que también me hace falta coger aires nuevos. 
El entrenamiento de ayer se merece una entrada, por lo menos para que a mi me quede constancia. Fue un día ajetreado y aunque anoche tarde, entrené a última hora y se me hizo de noche. Cuando se me hace tarde, no voy por senderos, ni por caminos, dar vueltas por la calle con las cuestas que hay es bastante duro, en el nivel en el que estoy, así que si se me hace tarde, voy a la pista a entrenar. Antes entrenaba a menudo en pista y no se me hacía tan duro como ahora dar vueltas a un ritmo rápido. He llegado a hacer 12 km (30 vueltas). Ahora, aunque intente hacerlo me es imposible, no se llevar un ritmo, voy demasiado deprisa para poder aguantar, aunque antes era un ritmo lento.
Quería hacer cambios de ritmo en carrera continua, vamos ir meterme fondo poco a poco pero con un poco más de calidad. Los famosos Kas, K1 = ritmo lento, K2 = ritmo medio, K3 = ritmo rápido. Hice una vuelta de cada por dos, osease, 2x(k1+k2+k3) y terminé lo suficientemente cansado como para parar, y eso hice, en total 2.400 metros.
Una ver recuperado empecé a hacer series, todo esto sin mucha premeditación. Así empecé 400 + 4x200 + 4x100. Se me hizo duro el acabar, pero esta vez mi mente me convenció cuando mi cuerpo me decía: "tate quieto ya". Pero quería llegar a los 4000 metros entre las series y los Kas.
Menudo pajarón que me pillé, lo celebré con una cervecita en casa, que después de este palizón (para estos momentos) me tomé una cerveza, hay que ver como pega después de una pájara así. Eso si antes me tome mi Powerade anticongelante (el azul).

Tiempos:
2x(k1+k2+k3) en 20'21"
400 en 1'26"
4x200 en 37",36",36", 35"
4x100 en 15",16",16",!5"
No son buenos tiempos, pero en este momento es lo que hay. La recuperación 2'30".

jueves, 14 de abril de 2011

Voy subiendo

Esta vez la tirada larga del domingo ya llegó hasta los 40 minutos, lo bueno es que fue a un ritmo considerable. No tengo gps, pero lo sé por sensaciones que no iba mal. Paralelo a la vía del tren es un buen camino para entrenar. El lunes no tuve tiempo, el martes iba a salir por la mañana, pero no pude me volví a casa, con una pereza tremenda, las excusas fueron que hacía frío y me dolía la espalda. El miércoles como veía que la tarde la iba a tener chunga, pues otra vez madrugón, corrí 20 minutillo + 4 cuestas. Hoy como curro de 8 a 20, no creo que salga, ya que no he visto en todo el día a la niña. Mañana madrugaré otra vez por si acaso no tengo tiempo por la tarde.
Y el fin de semana a ver si me machaco un poco...
Me he propuesto bajar 5 kg en mes y medio. Hoy peso 65.7, y el 28 de mayo tendré que llegar a 60.7

jueves, 7 de abril de 2011

Poquito a poco entendiendo...


Poquito a poco entendiendo, que no vale la pena andar por andar, que es mejor caminar pa ir corriendo :P
Ya ha pasado unos días desde que he vuelto a calzarme las zapatillas para correr, tampoco muchos, concretamente empecé el 20 de marzo pasado, ya mi tirada corta, es lo que era antes la larga, tampoco mucho 20 minutos, la larga han sido ya de 30, jeje. 
A veces con esta nueva vida me toca correr por las mañanas, antes de ir a currar y eso que entro entre las 8 y las 8:30 depende de la semana. Pero es que con la niña muchas veces por la tarde no encuentro el momento.
Nunca fui de correr por las mañanas. Siempre se me ha dado mejor correr por las tardes. Incluso si la carrera es un sábado por la tarde mucho mejor que un domingo por la mañana.
La "tirada larga" la hice el domingo bajo la lluvia y rodeado de vacas, eso si, ellas tras un muro, aunque imponían un poco de respeto.
He optado por correr 5 días a la semana martes, miércoles, viernes, sábado y domingo y los lunes y jueves hacer un poco de gimnasia, flexiones, abdominales y mancuernas.

A ver si poco a poco voy cogiendo un poquitín de fondo y participo en alguna carrera. Me gustaría que fuera antes del 19 de mayo, ya que esta fue la última carrera en la que participé fue un 800 antes de que naciera mi hija y así no ha transcurrido un año que al final voy a estar más en el dique seco que un dopado (a algunos ni les sancionan). ¿Qué carrera me recomendariaís para estas fechas y que no tenga mucho kilometraje?