jueves, 26 de diciembre de 2013

Balance atlético de 2013


Se acaba el año y es momento de hacer balance de lo que ha sido el año. Esta entrada la dedicaré a lo que ha acontecido en mi año atlético en el que pillé dos grandes momentos de forma. No he hecho muchos kilómetros debido a la lesión, pero si batí otros récords personales, que siempre sirven de motivación:  el de más kilometros en una semana con 70 y el de más días seguidos corriendo que fueron 20.
Voy a dividir el año en las estaciones:

  • Invierno. Empecé el año corriendo, no suelo correr el día 1 de enero, pero este año probé a subier y bajar corriendo un par de veces el Cerro de San Pedro
    Después continué en Canarias preparándome con el calorcito y es aquí donde hice mi semana de mayor número de km.
    Pude comprobar en el medio maratón de Getafe que estaba en un gran momento de forma, en el que hice mi mejor marca de los 4 últimos años, también es cierto que solo había participado en este tiempo en una sola prueba más. Sabía que estaba para hacer 1:26 y eso es lo que hice, a pesar de haber salido demasiado fuerte.
    Poco después corrí el cross universitario Camilo José Cela, que para mi fue uno de mis mejores crosses de siempre, a las pocas horas subí el pico del Nevero y claro, mis piernas se resintieron y lo bajé cojeando.
    De las rentas corrí bien el cross de la Complutense, que no se me dio mal, pero nada que ver con el anterior.
    Para terminar el invierno corrí una carrera no competitiva en Colmenar, aunque de no competitiva tenía solo el nombre, aunque yo no me la tomé muy en serio. Unos 3000 metros, una distancia que me va bien, aunque con grandes cuestas. Acabé 5º. Ni muy contento, ni muy embajonado. También he aprendido ha disfrutar siempre del resultado de la carrera, fuera cual fuera.
  • Primavera. Estuve muy liado mudándome de casa y tuve que dejar un tiempo de correr, cuando volví era demasiado tarde para estar bien en esta época del año. En mayo corrí una carrera, en la que he participado varias veces. Una autentica carrera de barrio, que organiza el colegio Claret. La gané un par de veces y luego he obtenido los siguientes puestos, 2º, 3º, 4º, 5º y este año 7º, he de decir a mi favor que el nivel de este año había subido bastante, de hecho la 2ª vez que la gané hice peor tiempo que este año.
    En abril acompañé a Pancho durante 25 km del maratón de Madrid, siendo esta la mayor tirada larga que he hecho en mi vida, así pasó que cuando me encontré con Gonzalo al final del recorrido solo pude aguantarle un km.
  • Verano. Aquí llegó mi otro pico de forma, pero fue más bien al final del verano. Tenía ganas de volver a competir en pista después de no hacerlo desde el 2010 y nada mejor que hacerlo en el meeting de Madrid. Tenía calculado que haría unos 3:08 y ese fue el tiempo que hice.
    Luego vino la carrera de las luces, que no se me dio muy bien porque el frontal que llevaba no iluminaba muy bien y corría con miedo a pegármela.
    Mientras tanto los jueves iba a entrenar a la Tapia e hice tres test muy buenos uno sobre mil, bajando de los 3 minutos, siendo cuesta abajo, pero después de entrenar. Un 1500 en 4:46, también cuesta abajo y después de entrenar, los dos con dos test con muy buenos sprints. Pero lo mejor fue un relevo que hice de 1000 metros en 3:04, con terreno ondulado sobre tierra y en el que salí con el machete entre los dientes. A todo esto, ya me dolía el talón.
    Estos test me dieron confianza para correr la carrera popular de las fiestas de la Elipa, en la que sufrí como un bellaco por el calor pero acabé muy satisfecho con el resultado y con bastantes moléstias en el talón.
  • Otoño. Seguí entrenando muy motivado dado mi estado de forma, pero el dolor estaba ahí. Leí el blog de Rendirse Jamás, y decidí parar. Pensé que con una semana sería suficiente, pero el dolor no se iba, se alargó el tiempo, fui a la médico, a la fisío y a la podóloga  y se acabó el... otoño. Volví a correr, me molesta menos, pero sigue ahí la lesión. El miércoles de la semana pasada rodé un poco más rápido y volvieron las molestias.
Y eso es todo amigos. Feliz año a todos, vamos que deseo que podáis correr con salud que es lo que os va a hacer felices.


jueves, 12 de diciembre de 2013

¡Vuelvo a correr!


El viernes pasado como dije, pues me fui a la montaña, a disfrutar de las primeras nieves y que mejor sitio que hacerlo que Peñalara, el pico más alto de la Comunidad de Madrid con 2.429 metros. 
Le conté a mi amigo con el que fui el panorama, estoy lesionado, bajo de forma y me han sacado recientemente sangre con lo que no sé como voy a responder. Al final fuimos ya que estábamos en Peñalara pues le dije de subir al Risco de los Pájaros, ya que me había quedado con ganas la última vez que fui, pero no me atreví a subir porque iba con un amigo y su novia que no están muy acostumbrados a la montaña. Así que esta vez me desquité. 
Mi amigo, por no volver por el mismo sitio, quiso que bajáramos por la zona de las lagunas. Total que hicimos la integral de Peñalara, desde Valdesqui, ya que nos fue imposible aparcar en Cotos y fue una paliza cercana a las 6 horas de caminata. Todo esto sin comer nada más que unos pocos frutos secos y una onza de Toblerone para que no se nos hiciera de noche.
Durante el recorrido me molestó un poco el talón, con algún pinchazo fuerte por algún apoyo que hice. Pero después de comer, sobre las 6 fue levantarme e iba cojísimo.
El sábado estuve bastante fastidiado y me dediqué a comprar y "descansar" y así el domingo salir a correr. 

Llegó el domingo y salí a correr por el bosque del parque del Conde Orgaz y me sentía bien, voy bien, voy bien y a los 9 minutos paré, hacía frío y me había desacostumbrado a esto de correr y estaba un poco fatigado y al rato volví para completar 5 km. Y lo mejor de todo que no sentí dolor, ni antes, ni durante, ni después. 

Como me gustó la experiencia repetí el lunes, esta vez fui por la calle, porque el bosque no está iluminado, es una pena, porque esta genial para entrenar, y para saber al ritmo que iba pues me fui hasta la pista de Suanzes y así no iba a correr solo. La sorpresa fue que en la pista me encontré a María, una antigua compañera de entrenamientos, cuando entrenaba en Vallehermoso, una chica que es pura alegría. Ella estaba haciendo series y yo rodando a 5' el km, cuando pensé que iba 10 segundos por debajo. En fin es lo que tiene volver.
Pues esta chica se ha pasado del fondo a la velocidad. Me contó que tenía pulsaciones muy altas corriendo fondo y se pasó al sprint por este motivo y que se encuentra muy bien haciendo este tipo de entrenamiento, porque a parte de series rápidas, también va al gimnasio.
Al poco oigo otra voz que me llama, y se trata nada más y nada menos que de otro corredor que contagia alegría, el bueno de Juanqui.
Este día me molesto un poco el talón al empezar, pero luego desaparecieron las molestias. Complete 8 km

Se supone que ayer iba a quedar de nuevo con María, pero me fue imposible salira a correr, con lo que hoy he ido al bosque del Plantío a la hora de comer en el curro. 7km, y sin molestias.

Después de una semana con el taping, que es lo mínimo que me debía durar (he tenido que hacer algún apaño con esparadrapo para que no se despegara) y sigo con él porque me va bien, puedo decir que me ha funcionado, que alivia la fascitis plantar, y eso que yo era muy escéptico. No quiero decir que sea una cosa milagrosa, solo que a mi me ha venido bien. He de decir que mi fascitis es leve, me molesta muy poco. No me molesta si ando de puntillas, ni de talón, solo caminando mucho rato. Tal vez si corro mucho rato también me puede pasar, pero de momento con 40 minutos no.

jueves, 5 de diciembre de 2013

¿Fin de la fascitis plantar?

No se parece demasiado a mi vendaje.
Pero es lo más apróximado que he encontrado

Ayer fui por fin al podólogo, bueno podóloga en este caso. Me atendió muy bien y fue muy honesta.
Me dijo que me veía el pie bastante bien y que en un principio que no veía porque hacerme plantillas. Que era pronador y sacamos la conclusión entre los dos que la fascítis me la había producido el caminar con las New Feel, esas zapatillas baratas del Decathlón, por no tener drop y forzar al pie a apoyarlo de una determinada manera. Vamos que para mi el mininalismo no me ha venido nada bien y menos mal que solo las usaba para caminar, salvo alguna carrerita para no perder el tren, bus o metro.

Para corregir, mi pequeño problema de fascitis, la podóloga me ha aplicado un vendaje de taping, y me explicó amablemente por qué se utilizaban distintos colores, aunque sonaba un poco a cuento chino, coreano en este caso, ya que tipo de vendaje parece ser que proviene de allí. Pues las cintas con colores fríos, son para calmar el hinchazón y las de colores cálidos para aumentar la temperatura. En el talón me ha aplicado pequeñas tiras azules para bajar la inflamación y a lo largo de la fascia dos tiras negras para relajarla. Me parece un poco extraño todo esto ya que el vendaje lo tapa un calcetín y después el calzado y no le llega nada de color. 

Ella no era partidaria de que hubiera parado, pero si de que bajara el ritmo. Empezaré a trotar lo más seguro que el sábado.

Si me molesta me dijo que volviera para hacerme las plantillas y el vendaje lo tengo que llevar mínimo una semana, hasta que aguante. Me podría haber hecho directamente las plantillas y cobrarme 120 € o ser honesta y pensar que no las necesito hacerme un vendaje y cobrarme 10 € que fue lo que hizo. La clínica se llama Podoter y está por el Puente de Vallecas.

lunes, 2 de diciembre de 2013

Donar sangre y ser corredor


Hace tiempo que quería donar sangre, mucho tiempo, pero me daba un poco de yuyu, quedarme sin ese líquido que transporta el oxígeno por todo nuestro organismo. Confieso que no donaba por egoísmo, porque mi sangre es mía, porque iba a rendir peor, o porque no sabía como iba a responder mi organismo sin su llenado al 100%. Pero tenía la espinita clavada por no hacerlo. Ayer, aprovechando que estoy lesionado, me acerqué al Ramón y Cajal y doné (uf, por fin lo he hecho). 

Nunca he tenido miedo a las agujas, siempre he mirado cuando me sacaban sangre y no he sentido ningún mareo ni nada por el estilo. Ayer, la aguja acojonaba un poco, era más ancha de lo normal y el pinchazo dolió un poquito. Pero dura muy poquito la extracción, tumbado viendo la tele y encima con una enfermera que te cuida, pues es como para repetir la experiencia. Encima te dan de comer y beber. Todo un planazo.

A parte de todo esto, que ya de por si es atractivo existen unos beneficios para el corredor por donar:

  • libera el hierro que hay en la sangre, ya que el exceso de hierro en la sangre, está relacionado con un mayor riesgo de presentar alguna cardiopatía (abstenerse quien tenga anemia).
  • Se relaciona con tener menos riesgo de presentar cancer, tales como el de colon, estómago, pulmón o garganta. (puedes realizar tu actividad física durante más tiempo)
  • Se renuevan los glóbulos rojos y se incrementa el hematocrito hasta un 3%, a largo plazo.
  • Reduce el colesterol.
  • Te quitas medio kg de encima por la patilla.
Durante el día me encontraba un poco flojo, pero según fueron pasando las horas me fui encontrando poco a poco mejor.

Dicen que a los 21 días te recuperas del todo. Veremos que tal voy. En un par de semanas o menos volveré a correr, ya que el miércoles me harán un molde para las plantillas y dicen que tardan unos 4 días en hacerlas. Con lo que no estar en plenas condiciones sanguíneas hará que vaya forzosamente más despacio, que es justo lo que necesito: empezar despacito y poco a poco.

La pena es que llegué y no había nadie más para donar y al marcharme ocurrió lo mismo, siendo este y otro centro de donación los únicos abiertos en domingo en todo Madrid.

jueves, 21 de noviembre de 2013

No habrá paz para los rivales


Estoy corriendo a unos ritmos increíbles, eso sí, para no perder el metro, el autobús o el tren, porque de momento es esto lo que estoy corriendo. A buenos ritmos, pero sprints, muy cortitos. Casí nunca se me escapan los transportes, y juego a adelantar a esos otros pasajeros-corredores que intentan atraparlo como yo y he de decir, que sienta bien, que me siento bien corriendo, que me gusta disfrutar de esa velocidad aunque sea solo por unos instantes y me siento ganador cuando logro alcanzar el convoy y cuando se me escapa pienso que debería haber corrido más rápido. 
Después de estas carreritas, la fascia no se resiente. Ni cuando subo escaleras, ni cuando me levanto de la cama, como suele pasar muchas veces. Me suele molestar cuando llevo un buen rato caminando o un buen rato sentado, pero hoy, que me toca currar 12 horas, no he notado molestia alguna (en algún momento me he levantado del asiento).

Como me molesta al caminar, apenas lo hago, menos correr (quitando los sprints), pues se nota, en la panza, he engordado 3kg y pico casi 4 desde que dejé de correr. Intentaré no seguir pillando peso, pero, es que tengo un poco de ansiedad y suelo devorar. Comer, correr, son verbos parecidos y como ahora no puedo correr... pues toca comer.

Bueno, algo de ejercicio hago, flexiones y abdominales, lo que uno no suele hacer cuando corre, eso me ayudará a una vuelta mejor y ponerme en forma antes, sin prisa, pero sin pausa.

Pero ya veréis poco a poco iré cogiendo la forma, así que disfrutad rivales ahora mientras esté ausente, me va a ser difícil alcanzaros, pero seguid entrenando duro, algún día volveré y ese día no podréis descansar, no habrá paz.


jueves, 7 de noviembre de 2013

Debut en montaña y larga distancia


Aprovechando que tengo la pata chunga y que no tengo historias que contar sobre entrenamientos, ni carreras actuales pues haré una entrada dedicada a mi debut en las carreras de montaña y larga distancia, ya que por entonces no tenía blog, y no sé si siquiera tenía internet. 

Allá por el año 1999, cuando muchos de vosotros no habías nacido, me refiero en el mundillo runner, ya que la gran invasión de runners vino en la década siguiente vi lo que esperaba desde hace tiempo una carrera de montaña de una distancia asequible, medio maratón. Siempre me había llamado la atención desde que empezaron a proliferar este tipo de pruebas en debutar en alguna, pero casi todas superaban los 30 km y eso me daba yuyu. La carrera elegida fue el medio maratón de montaña, Villa de Jarandilla.

Parti con mi amigo Javier en autobús para pasar un gran fin de semana en Jarandilla. Este ya estaba experimentado en largas distancias ( que ya había corrido alguna vez el Mapoma), pero era nuevo también en la montaña, .
Como normalmente no hay carreras de distancias intermedias entre los 10km y el medio maratón iba un poco con temor a la distancia y otro poco con temor al terreno, a las cuestas. Pero los que conozcan esta media maratón sabrán que no es una carrera puramente de montaña. Así que cuestas hay y también hay piedras, pero más de la mitad del recorrido es por asfalto o cemento. 

La prudencia hizo que fuera todo el rato con el freno echado y acompañando a mi amigo Javier, yendo despacio, contemplando el paisaje de la Vera, sus cuestas, poco a poco fuimos subiendo, empezó la tierra, subida dura, después una subida larga, en la que se veía a muchos corredores subir andando, yo aguante corriendo a pasitos cortos, me negaba a caminar. Llegamos al Guijo de Santa Bárbara que es otro pueblo cercano y la zona más alta de la carrera, aparentemente se acabo subir y sufrimos lo justo, no demasiado. Pero necesitaba sentir que me había  esforzado, así que a partir del km 18 salí a por todas, dejando atrás a Javier y dándole cera en la  bajada y poco a poco toboganeando (del verbo toboganear) fui recorriendo el pueblo (que la primera edición fue así de criminal) que cuando parecía que se iba a acabar la carrera, te salías del pueblo y luego volvías a entrar. Para rematarte antes de los 97 metros de rigor de la media había que subir unas escaleras. Llegué bastante contento y logré un sub 1h40'.

Buena organización, la mejor bolsa del corredor que he tenido nunca, luego la carrera creció y no fue lo mismo. Nos gustó tanto la carrera que repetimos durante muchos años. Javier corrió las 10 primeras ediciones, y yo las 7 primeras más la 10ª. Dejando mi récord en la carrera 1h 25:50. Tiene truco, las subidas se hacían muy lentas en 6:00 y la bajada final a 3:01, hay que aprender a reservar. La peor marca la hice acompañando a Javier y a otro Javier en un día de lluvia un poco por debajo de las 2h. La última vez que la corrí me dio una pájara mental, que me tuve que parar a caminar, nunca me había dado una pájara así y que tiraba y no tiraba, pero acabé en 1h36. 

Ahora es la edición 15ª y Javier la va a correr de nuevo, yo con mi fascitis plantar no puedo correrla, aunque la verdad que tantas veces acabé un poco saturado. Aunque la verdad que preferiría correrla.

jueves, 31 de octubre de 2013

Fascitis plantar


El tema de las lesiones en las revistas del correr, siempre ha sido un tema que me he saltado, porque siempre me ha parecido de los más aburrido en este tipo de revistas, además yo no me lesiono, eso pensaba, y pasaba un poco por alto este tema, aunque en los blogs de los corredores que se han lesionado y que ya seguía de antes.

Cuando dije que tenía molestias en el talón, Gonzalo, conocido como sosaku runner, indicó que podría tratarse de una fascitis plantar, pues dio justo en el clavo.

Creo que la causa de la lesión puede deberse al minimalismo. No es que yo me haya comprado unas zapatillas para correr planas, es que me molaban las New Feel y me las pillé. Las utilizaba para caminar y acababa con los pies doloridos, así que decidí comprarme unas plantillas de gel para que fueran más cómodas y lo fueron. Al principio le eché la culpa a las Sauconi que tenía, que por cierto se desgastaron demasiado pronto, y las tiré a la basura. Ya tenía las Salomón XR Mission para entrenar y como era verano, podía hacerlo sobre tierra y poco después, compré unas Mizuno de Asfalto, pero el dolor ya lo tenía, no sabría decir exactamente cuando apareció, pero fueron varios cambios de calzado en una misma época y posiblemente el causante haya sido el plano, llevo ya 17 años corriendo y es la primera vez que me pasa. Suelo hacer caso a los dolores y normalmente paro y no va a más. Esta vez no ha sido así y ha habido que tratar la lesión de otra forma.

Lo primero que hay que hacer ante una lesión, es parar, si ya se que cuesta, pero es lo mejor que hay que hacer para no empeorar la lesión. A mi me costó un poco, estaba muy bien de forma, de hecho tuve una gran mejora con respecto al año pasado en la carrera Popular Fiestas de La Elipa. Pero me convencí y paré, a la semana, me seguía el dolor, así que decidí acudir al médico. Me han hecho una radiografía para observar si tengo espolón y no lo tengo y desde hoy he empezado a asistir al fisio de la Seguridad Social, cree que en una semana podrá curarme ya que apenas tengo dolor, puedo caminar de puntillas y con los talones me ha indicado como tengo que estirar y me ha aplicado durante 5 minutos ultrasonidos con una máquina que parecía que me estaba puliendo el pie. La semana que viene más y mejor. 
Me ha recomendado hacerme unas plantillas.

Esto de no correr también conlleva sus ventajas, puedes dormir más, aunque el sueño esta siendo de peor calidad. Te puedes despertar más tarde el fin de semana. No hay que poner tantas lavadoras. Y lo mejor es que no correr te aporta felicidad, o al menos su curva.

En fin espero salir a correr el sábado día 9 de noviembre y las cosas van bien competir el sábado día 14 de diciembre en la Autónoma. Pero iré pasito a paso para no volver a caer.

viernes, 18 de octubre de 2013

El Velofondo premiado en los Liebster Award

Liebster Award

Supongo que muchos de vosotros conoceréis estos premios porque conocéis a algún blog nominado a estos premios. Para mi ha sido toda una sorpresa, no me lo esperaba cuando lo he leído en la pagina de Juanqui. Esto quiere decir que aunque mi blog sea poc leído, por lo menos le gusta a Juanqui, jejeje.

Las reglas vienen explicadas aquí, para quien quiera leerselas, yo lo he hecho.
En principio tengo que agradecer a quien me nominó, eso es fácil, agradecer a Juanqui, el honor de haberme nominado a este premio, ya que es un gran corredor y mejor persona, que transmite la felicidad que nos proporciona esto de correr y logra motivarte, tanto para seguir entrenándote como para seguir escribiendo.

Quiero dedicar este premio, a todos los lectores, tanto a los tímidos,los que no escriben comentarios, como a los que los escriben, como a los que han entrado por casualidad, pero sobre todo a aquellos que me echan de menos y echan de menos una entrada del blog o están deseando ver una crónica. Y por supuesto a mi niña

Y aquí vienen las preguntas que me hace Juanqui:
1. ¿Por que comenzaste un blog?
Este blog lo he creé para que me sirva un poco más de motivación y poder encontrar el momento para salir a darle a la zapatilla y cuanto más caña me meta, más satisfecho quedaré, aunque ahora tristemente esté lesionado.
2. ¿Le das la importancia para mantenerlo actualizado?
Si me gusta tenerlo actualizado, pero hay veces en las que no encuentras el momento de hacerlo o simplemente no te viene la inspiración 
3. ¿Wordpress o blogger?
Blogger, estoy más hecho a esta plataforma.
4. Contenidos. ¿calidad o cantidad?
Prefiero contenidos de calidad, aunque a veces no encuentro la concentración adecuada para escribirlos
5. ¿Qué esperas del blog?

Espero que me siga motivando, de verdad que los comentarios me motivan bastante.
6. ¿Algún truco para que los post se lean más?
Difundirlo en foros, publicar entradas en facebook. Pero reconozco que no lo he difundido mucho.
7. ¿Te ha ocurrido alguna anécdota relacionada con el blog?
Me han confundido un par de veces con Darío Collado. Él corre mucho más que yo.
8. ¿De alguna manera ha cambiado tu vida escribir en él?
Me ha hecho conocer gente muy maja. Cuando voy de vacaciones a Canarias siempre me gusta sacar algún día para quedar con algún bloguero canario.
9. ¿Relees tus propias entradas con el paso del tiempo? ¿Qué sientes al hacerlo?
Si releo las entradas. A veces me viene bien para buscar información. Para ver que hice en algún determinado momento. Siento que es genial tenerlo escrito, como consulta.
10.¿Beneficios que puedan reportarte el blog?
Amigos, motivación.
11. ¿A quién querrías dedicar este premio?
Bueno esta ya la conteste. ;-) 

Y ahora mis premiados son:
Corriendo tan Pancho, escribe entradas divertidas acerca del mundo runner y es un tipo genial con el que he compartido entrenamiento y carreras.
Ojetivo 42k. Manuel es otro tipo genial que he conocido gracias a blogger con el que también he compartido entrenamientos.
Nomada ocasional. Me encanta las aventuras que cuenta Livan acerca de los trails, me dan ganas hasta de probar alguno. Luego mis quehaceres y cabeza no me permiten estas aventuras.
Maratón Man. Rafa es todo un ejemplo de motivación, contagia optimismo y superación.
Ocho Calles. La mejor guía para seguir el atletismo de élite.
Carreras y entrenos. Un espejo donde mirarme. En nuestros mejores tiempos, tenemos marcas muy parecidas en todo.
Correr conta el viento. Blog muy interesante sobre las vivencias de un corredor de semi-elite en Noruega.
El gato con Botas. Muy entretenido el blog de Sergio, que echo de menos que escriba tanto como antes.
Carreras del Mundo. Blog muy interesante del atleta Marc Rog sobre sus entrenamientos y vivencias en África y en el mundo.
Hablando de correr. Aaron, otro gran corredor y persona con el que he compartido algunos km entrenando.
Mamá Etiopía. Muy interesante blog relacionado con todo lo referente a Etiopía. Por supuesto también hablan de atletismo.

Y ahora van las preguntas, las mismas que me hizo Juanqui:
1. ¿Por que comenzaste un blog?
2. ¿Le das la importancia para mantenerlo actualizado?
3. ¿Wordpress o blogger?
4. Contenidos. ¿calidad o cantidad?
5. ¿Qué esperas del blog?
6. ¿Algún truco para que los post se lean más?
7. ¿Te ha ocurrido alguna anécdota relacionada con el blog?
8. ¿De alguna manera ha cambiado tu vida escribir en él?
9. ¿Relees tus propias entradas con el paso del tiempo? ¿Qué sientes al hacerlo?
10.¿Beneficios que puedan reportarte el blog?
11. ¿A quién querrías dedicar este premio?


jueves, 10 de octubre de 2013

Atletas de las Tierras Altas


Una tarde fui a la biblioteca a coger cuentos para la niña. Me metí en la sección infantil - juvenil para sacar estos cuentos y en una repisa de esas que promocionan cuentos y libros, me encontré con este libro, leí la reseña que viene detrás y al leer la palabra Gebreselassie escrita, dije: -"Este lo pillo".

El libro, es una novela que trata de como un niño etíope de 11 años, tras ver la final de 10.000 metros masculinos de Sidney 2000, una de las mejores carreras en esta distancia que se han disputado de la historia, decide hacerse atleta para poder salir de la miseria en la que esta viviendo.

Es un libro muy entretenido, cortito (es una pena) porque se disfruta bastante. Cuentan algunos aspectos de la cultura, gastronomía, geografía y por supuesto de los métodos de entrenamiento etíopes (a grandes rasgos).


Por mi parte yo sigo lesionado, parece ser que Gonzalo tenía razón y tengo una fascitis plantar. Me he hecho una radiografía para ver si tengo espolón. Los resultados en una semana.
De momento sigo parado, más por prevención que por molestia, porque a penas lo noto ya. Creo que debería empezar a correr de nuevo porque me han salido molestias nuevas estando parado, un dolorcillo en la rodilla que esta en la pierna del pie malo y otro dolorcillo en el dedo gordo del pie contrario, pero se que eso se pasa corriendo. Tal vez haga un pequeño trote este fin de semana, a ver que tal.

Y por último, gracias a Manuel Robaina, que me aviso de su existencia (la RFEA lo colgó ayer), incrusto el vídeo del meeting de Madrid 2013 en el que corro los 1000 metros:

martes, 1 de octubre de 2013

Carrera popular fiestas de La Elipa 2013


Con cierto retraso escribo sobre esta carrera en la que participé el 15 de septiembre.
Tenía ganas de correr esta prueba de unos teóricos 10 k, que luego resultó que serían unos 9.6 k, más o menos, aunque ya era consciente que la distancia era más corta. Quería correrla porque sabía que estaba bien, que estaba rápido, lo que no sabía es como andaba de fondo así que calculaba que podría bajar medio minuto con respecto al año pasado, al final resultó que estaba mucho mejor, pasé de correr en 2012 de 39:51 a 38:17 en el 2013.

La carrera consistía en dar dos vueltas en un circuito de algo menos de 5000 metros. Un circuito duro y encima hacia calor, bastante calor. La primera vuelta iba bien, el paso por los 2 km señalados por la organización los hice en 7:30, y pensé: -"es imposible me siento bien, si voy a este ritmo y con estas cuestas voy a petar". Al cabo de medio minuto sonó el gps de algún compañero de carrera y lo vi más normal. El final de la vuelta se hace en una pronunciada bajada en la que se ve a lo lejos la meta y ya notaba que lo iba a pasar mal en la segunda vuelta, y así fue. Las cuestas de los primeros km de esta segunda vuelta me dejaron muy tocado, pero tenía que aguantar, pude apartar los malos pensamientos de la cabeza y buscando las sombras como podía, me fui acercando a la meta. Esta vez llegué sin esprintar ¿para qué? estaba reventado y no iba a pillar a nadie y nadie me iba a pillar tampoco.

Ahora me pregunto ¿a qué se debe esta mejora? Creo que gran parte es porque este invierno he entrenado mejor. Aunque en agosto estuve dos semanas en las que entrene solo un par de días, en julio entrené bastante bien. Al entrenamiento invisible, al mudarme de casa y vender el coche, pues camino más. Subo muchas escaleras y esas cosas que tiene el entrenamiento invisible. A que tengo un parque con terreno muy variado cerca de casa y motiva el salir por allí. Y las sesiones de calidad, las debo sobre todo a los entrenamientos de los jueves en La Tapia de la Casa de Campo. A parte del 1000 que hice en 2:59 en bajada, corrí un relevo la semana siguiente en tierra en un circuito mucho más duro en 3:04 y adelantando 4 posiciones, de ser antepenúltimos pasamos a ser sextos y después de esa semana un 1500 en 4:46, también en bajada. 

Lo malo de todo esto es que llevo varios días, quizás más de un mes con molestias en el talón izquierdo y vi en el blog de Rendirse Jamás un artículo relacionado con las pequeñas molestias que te permiten correr y como solucionarlo. La solución era precisamente la que no quería leer: parar. Parar ahora, que me encuentro bien, que puedo hacer un buen año, que estoy a tope de motivación, que necesito correr, que estoy deseando que llegue el momento de salir a entrenarme, ¿sabéis lo que he hecho? primero tomar anti-inflamatorios y luego parar, llevo desde el miércoles pasado sin correr, hoy quería salir, pero como toma de contacto he ido corriendo desde casa al metro, ya que perdí el autobús y no me ha molestado (me molesta en frío), pero una vez en el trabajo me ha vuelto a molestar. ¿Qué hago paro otra semana?¿voy al médico?¿al fisio?¿ignoro la molestia?
¿Por qué me pasa esto justo ahora que estaba deseando devorar km, que me veía capaz de nuevo de bajar de 38' en 10 k y que iba a vencer cualquier tipo de pereza con tal de entrenar?

lunes, 2 de septiembre de 2013

Nuevo curso


Empieza una etapa nueva en mi vida, mi niña comienza su primer año de cole. Se meterá en una rutina de la que solo se sale cuando te jubilas, pasando por diferentes etapas. La pobre solo con tres años y ya al cole. En fin, ley de vida. Esto hará cambiar nuestras rutinas y nuestro tiempo, no sé de cuanto podré disponer, aunque supongo que poco, tendré que aprovecharlo al máximo.
Mi curso runneril ya lo he comenzado, con ilusión e incertidumbre. Ilusión, porque me apetece probarme y me apetece entrenar bien, e incertidumbre, porque no sé lo regular que podré ser.

En agosto estuve dos semanas prácticamente parado, sin proponermelo, no me apetecía correr, hacía calor, me apetecía ver los mundiales, etc. Me vino muy bien. Desconecté la mente y he vuelto con ganas.
Me siento bien, llevo poco entrenando y no noto el parón. De hecho el jueves pasado en la Tapia hicimos un circuito Oregón y para acabar un mil (cuesta abajo) y me salió en 2:59 con la sensación de que podía haber hecho unos segundos menos.

Aunque es pronto he hecho series, un poco de toma de contacto sin forzar 10x400 en 1:28 - 29 recuperando un minuto, la última un poco más fuerte en 1:17 en la pista de Suanzes, que tiene 201 en la calle 3 (eso pone). Estoy entrenando un poco de cara al primer 10k de este nuevo curso, y la carrera elegida es la de la Elipa, que ya la corrí el año pasado y quiero tomarla de referencia.

martes, 30 de julio de 2013

I Carrera de las Luces Colmenar Viejo


Tenía ganas de hacer una carrera diferente a las demás y esta nocturna, me parecía una opción divertida  para correr y que mejor escenario que la antigua población donde he residido hasta hace unos meses.
Con la inscripción te proporcionaban el frontal, y como siempre lees eso de no estrenes nada el día de la prueba y los dorsales, junto con la linternita de cabeza los entregaban justo el día anterior, decidí salir a correr a la misma hora de la celebración de la carrera, en el día en que recogí la diadema luminosa. 
Cerca de casa tengo el parque del Conde Orgaz, que no está iluminado y era un buen sitio para probar el frontal. No ajusta bien, tengo que hacer varias paradas para colocarlo medianamente bien sin que se caiga. Alumbra poco, a corta distancia y la luz cae muy encima de los ojos, esto hace que termine viendo borroso y mal, las zonas más oscuras y cerradas casi me doy con las ramas de los pinos, porque tengo buenos reflejos que si no... 
Voy siguiendo un camino y voy tan cegado que no me doy cuenta que me he salido de él, y de repente viene un oso hacia mi, se qué era un oso porque era peludo y no tenía trompa, que si me llegan a decir que era un elefante me lo creo. No sé que hacer, ¿apago la luz y me quedo quieto? Ni de coña, si acelero seguro que va a ser más rápido que yo, creo que al final opte por la mejor opción, porque si no, no estaría escribiendo esto. Seguí a mi ritmo, la luz hacia el frente y el bicho perdió toda la curiosidad (menos mal que alumbraba poco). 

Al día siguiente, fuimos con mucho tiempo, Nemo y yo y más tarde se incorporaron dos amigos suyos del club Akiles, Aníbal y su novia Laura, y entre unas cosas y otras a penas calentamos. La gente se colocó en seguida en la línea de salida, pues hacemos lo mismo, hacía un poco de fresquete, pero no podíamos calentar dando saltos porque si no el frontal se iba al garete.
A la de tres dan la salida y estamos mal colocados y como es cuesta abajo salimos en estampida, Nemo y yo esquivando varios corredores, haciendo zig-zags, pasamos el km 1 en 3:49, y desde luego que recorrimos más de 1.000 metros. Voy al lado de Nemo un buen rato, pero me doy cuenta que ese no es mi ritmo y le dejo marchar, me pego a un tío y una tía que llevan muy buenas luces, pero estoy pagando la factura de una salida tan rápida y no veo que no puedo seguirles tampoco. Ahora empieza el terreno chungo, arena suelta, pequeñas rocas que ha que ir bajando o saltando como si fueran escalones o grandes escalones y se veía muy mal, tengo miedo a pegármela, se me da mejor bajar que subir, pero no en esta carrera, la gente me pasa en la bajada, voy muy lento más por miedo que porque no pueda más. Empiezo a desmoralizarme y a comerme la cabeza cuando me pasa tanta gente. En las subidas les voy recortando. Ups, que subida más dura, a ver cuando viene la bajada, ains, mejor subir. Me quedo en algunos momentos en tierra de nadie y la luz me ha emborronado la vista. Hay unos voluntarios que señalan un paso chungo con sus linternas pero para avisarnos nos enfocan y me deslumbran todavía más. 
La vuelta es subiendo, la subida es dura, pero he entrenado bien las cuestas últimamente y me encuentro bien. Aníbal llega a mi lado, Aníbal me pasa, solo estoy deseando llegar al asfalto, no tiro bien en tierra. Llego al asfalto y me veo con fuerza, alcanzo a Aníbal y me quedo con él, llego bastante entero pero quiero acompañarle y termino junto a él. Logro un buen puesto 54 de 605, pero no me quedo satisfecho. No por el puesto en si, si no porque no me he exprimido lo suficiente. Llegué demasiado fresco, pero muy tocado de coco. 

Al acabar nos enteramos de que le había dado un infarto a un corredor, al día siguiente, me enteré en la página de la organización que había fallecido. DEP.

lunes, 22 de julio de 2013

Meeting de Madrid 2013


Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que competí en pista, era un proyecto de padre, fue justo una semana antes de que fuera la niña, no estaba muy entrenado por entonces, ahora menos. 
Sabía que iba a correr el peor 1.000 de mi vida, uno se hace mayor, más perezoso, tiene menos tiempo, menos motivación y no se puede solucionar todo en dos semanas. De la anarquía pasé, al entrenamiento casi obsesivo y lo que has hecho mal durante 5 meses, no lo puedes arreglar en 2 semanas. La última semana de junio, no salí a correr absolutamente ningún día y entre las dos siguientes me metí unos 90 km, con varias palizas de series entre ellas. 

Uno ya lleva tiempo en esto y sabe calcular más o menos el tiempo que va a hacer, pero no solo lo calculé bien, es que lo clavé y eso que en carrera no iba calculando los tiempos de paso. Me inscribí con 3:10.

Llegué al meeting, con mi hermano, el iba a verlo, menos mal, porque me habría metido una paliza... y allí dentro, me encontré con algunos colegas de carreras como Oscar El Astur, Juanqui, con el que estuve calentando un ratito, y su entrenador Hector Carmona, que nos presentó a la mismísima Margarita Fuentes-Pila, Rubén García Carreras, Mario Moreno y alguno más. Todo pasó muy rápido, entre el calentamiento, la cámara de llamadas, el ir a la pista, tan rápido que no me dio tiempo a hacer la meadita del miedo, bueno me convencí que no tenía ganas y realmente, eran más bien los nervios, todo muy profesional, los que no lo habéis probado deberías hacerlo, es una experiencia más.
No da tiempo ni a hacer un progresivo. Me colocan el primero, porque se supone que yo tenía mejor marca, junto con muchos otros, y en mi serie sale también un tal Dioni, al creo que no he ganado nunca. Sale tirando Dioni, hay mucho bigardo en carrera, veo un hueco para irme delante por el interior, aunque lo veo un poco estrecho, me arriesgo y me meto por dentro poco antes de los 200 y me coloco 2º, y me llevo un empujón, pero ni me inmuto, si algo de ventaja tengo al pesar más que antes, es que ya no me desequilibran tan fácilmente. Al paso por el 200, veo lo paso en 36", demasiado rápido para mis aspiraciones. Dioni empieza a frenarse y hace gestos como para que pasemos y que se ponga a tirar otro, yo me mantengo 2º, a lo Marta Domínguez pero no exactamente igual, no le hago ni caso al 1º, a mi me gusta ser 2º, ya he corrido otras veces al frente y es mucho desgaste. El 600 lo paso en 1:55, al poco hay un chaval que pega un gran cambio y nos pasa, no hago ni caso y a falta de 300 cambio yo, me veía muy fuerte, pero era un espejismo, tenía las piernas un poco agarrotadas de las series, me pasa Dioni, y me pasan otros dos más para acabar 5º de mi serie con 3:08, justo el tiempo que dije que haría. 

Acabo con muchísima tos y a punto de echarlo todo, pero al rato estoy descalentando al lado de Blanka Vlasic y otra vez con Juanqui.

Después me quedo a ver este atletismo que cada vez se va viendo que es más mentira y como dijo Carlos Toro: "El atletismo tiembla. De miedo. De pena. De rabia. De asco".

Ayer terminé con la racha de días seguidos corriendo. Tenía molestias en el tendón de aquiles y no quisé forzar.

miércoles, 10 de julio de 2013

Pista, pista, pista !!!


Pista, pista, pista!!! es el grito que di ayer para que no se cruzara un entrenador por delante de mi cuando estaba haciendo series, concretamente 5x400. Ayer la pista del Inef era un caos, la calle uno la estaban arreglando y la habían pulido enterita, para que no se utilizara la vallaron y encintaron todo el perímetro ocupando la calle 2 y la 3. En la calle 5 y la 6 estaban entrenando vallas, y había velocistas por las calles 7 y 8. Y la élite estaba haciendo series por el perímetro de césped artificial, gente como Pablo Villalobos o Chema Martinez, así que vi que la única calle por donde podía correr era la 4. 
Me puse las zapatillas de clavos que son las que utilizaré el sábado en meeting de Madrid y a correr. La primera serie, no estaba nada concentrado ya que estaba más pendiente de la gente que no se me cruzara y que no tuviera ningún obstáculo por la pista, la linea de meta estaba un tanto borrosa y me confundí de línea, con lo que hice unos pocos metros más y me salió en 1:19, el resto a 1:15 recuperando 3 minutos entre cada. Estoy más o menos como pensaba. Quería hacerlas en 1:16 y me salió un pelín mejor.

Respecto al reto la cosa va bien, de 9 días que ha habido en julio he corrido los 9, no muchos km pero algunos bastante intensos, como ayer, o el miércoles pasado 5x600 o el jueves pasado en la tapia 19x1' + 2000m. De momento los hago con ganas, motivado, a pesar de correr algún día a las 11:00 de la noche o el sábado pasado a las 7:30 de la mañana porque al poco me fui de viaje.

Después del meeting, he encontrado una carrera que me parece interesante, una carrera nocturna por Colmenar, en la que se sale al campo por donde solía entrenar yo y con las inscripción te dan un frontal.

miércoles, 3 de julio de 2013

31 días


Al más puro estilo Samanta Villar con 10 días extra, bueno en realidad serán 32 días, me he propuesto para salir de esta absurda anarquía correr todos y cada uno de los 31 días que tiene el mes de julio, correr al menos 5 km y de momento voy cumpliendo, 5 el lunes y 9 ayer, jejeje, menos hoy, pero todavía queda mucho día y saldré a hacer series. Va a ser mi versión mini de lo que hizo Dean Karnazes corriendo 50 maratones en 50 días. El día 1 de agosto toca tapia y no me la pienso perder por eso serán 32 días. Los días que haga 5 km, serán un poco de relleno, un poco regenerativos, aunque confieso que no me puedo contener y termino apretando a no ser que haga mucho calor y me voy arrastrando.

Nunca he corrido durante tantos días seguidos, creo que mi récord debe estar entorno a 14 días seguidos. A ver que tal aguanto.

Tengo otro reto un poco más serio, la mayoría de los corredores populares os gusta enfrentaros a retos en distancia, cada vez dais un paso más hacia adelante para correr pruebas más largas. Yo sigo teniendo alma de mediofondista, así que, aunque no estoy muy preparado correré los 1000 metros populares del meeting de  Madrid. Haré sin duda la peor marca de mi vida en esa prueba, siempre que la he corrido estaba preparado para bajar de los 3 minutos(lo he conseguido al menos 7 veces en competición y otras 3 en entrenamientos y  otra en una pachanga), menos mi primera vez en la que competí que hice 3:01. Calculo que podré estar en torno a 3:10. Aunque aún quedan algunas sesiones de calidad por delante antes del meeting, como por ejemplo hoy. 

Estoy rápido de hecho, hace poco hice 5x200 todos en 34 menos el último en 32 en una pista de 200 metros de cuerda y sin clavos, eso sí, recuperando 3 minutos entre cada una. Pero lo más alucinante del asunto es que había más corredoras que corredores conté 21 en total y solo eramos 5 tíos, flipante. ¿queréis saber que pista era? Ains, si lo digo se romperán las estadísticas. El único que hacía series era yo, el resto daba vueltas y vueltas a la pista teniendo el parque de la Quinta de los Molinos al lado, ups, se me escapó, ahora ya sabéis que pista es.

Lo que noto es que me falta fondo, salgo medianamente fuerte y luego tengo que bajar el ritmo, cuando antes aguantaba. A ver si con estos días que quedan mejoro algo.

lunes, 17 de junio de 2013

Anarquía runner


Tengo esto un tanto abandonado es que tampoco ha sucedido gran cosa. Me mude, vivo cerca de varios parques, pero voy sin rumbo. Soy casi un jogger, con la diferencia que ellos son más regulares que yo. Siempre salen a recorrer la misma distancia, los mismos días, yo todo lo contrario, estoy una anarquía total, desde que se acabó el circuito universistario de carreras de campo a través, tan pronto hay semanas que no corro ni un solo día (porque me ha pillado malo), como semanas que corro 4 días, aunque esta barrera aún no la he pasado, aunque supongo que la pasaré en breve. 
Desde febrero solo he participado en  2 carreras, una no competitiva en marzo y otra en mayo, que gané un par de veces cuando era más joven y el nivel era más bajo. Esta vez solo pude ser 7º haciendo mejor tiempo que la última vez que la gané, allá por el 2002. Lo cual quiere decir que no estoy tan mal y que la juventud viene pegando fuerte. Ganó un chaval de 17 años, jugador del estudiantes, que corre en menos de 35 la San Silvestre y en 22" los 200 metros, al acabar le intentamos convencer para que se metiera en un club de atletismo. El 3º también tenía 17 tacos y el 5º, otro que viene pisando fuerte, pues no le echaba ni 15 años. El 6º también de unos 17 me ganó al sprint. El año que viene me la prepararé mejor.

Entre medias de las dos carreras me dio por acompañar a Pancho durante 25 km en el maratón de Madrid. Tan pronto corro mucho como poco. Y más o menos me mantengo en forma. El otro día con los tapieros hice un 10.000 en menos de 41 min por la Casa de Campo. Estoy bien en esta anarquía, entreno cuando me place y tengo tiempo y sin machacarme.

Ahora, a ver si entreno un poco más duro y me preparo para el meeting de Madrid. Aunque estoy disfrutando más de esta anarquía, sin series, sin cambios, pero suelo ir fuerte.

jueves, 4 de abril de 2013

Aquellos maravillosos años

Con esto de la mudanza, llego a mis manos un cuaderno con algunos entrenamientos que hice en el año 2000 y en el 2004, así como el tiempo de paso de algunas carreras. Yo no soy muy de apuntar mis entrenamientos y llevarlos registrados, esto solo lo hacía en la página de Nike, cuando sacaron lo del club Bowerman, pero un día desapareció toda aquella información que metí durante años y las veces que lo he hecho papel duraba haciendolo como una semana o así. Aquí mostraré algunos ejemplos de lo que hacía por entonces. Hacía muy poco volumen, pero cuando corría lo hacía a buen ritmo. Cuando iba despacio lo haría entorno a 4:30 el km, cuando rodaba deprisa a veces iba por debajo de 4
 En el año 2000 debía tener un nivel parecido al que alcancé hace poco antes del parón, un poco mejor ahora en distancias largas, pero mejor antes en las cortas.
Ejemplos de entrenamiento en el 2000:
Lunes 2 de octubre 10km (6 de los cuales por el Retiro). 4 en 20:35 y 6 en 23:37.
Martes 3 de octurbre  7 km (3 en Retiro en 11:14).
Miércoles 4 de octubre 20' de calentamiento + 45 pesas + 6x80m
Jueves 5 de octubre. 6 km
Viernes 6 de octubre. 9 km con cuestas.
Sábado 7 de octubre. 20' de calentamiento + gradas + 8x60m.

Ese año ya había corrido la media en 1h28:07 y los 800 en 2:14. La media lo he hecho mejor este año, pero los 800, no haría eso ni de coña. Me autoentrenaba.

En el año 2004 ya llevaba desde el 2001 con mi entrenador y fue mi mejor año. He aquí la semana posterior a la San Silvestre Vallecana.
Jueves 1 de enero 3.5 km de recuperación.
Viernes 2 de enero 17' de cc + 4x1000 con 3' de rec en 3:34, 3:24, 3:25 y 3:14.
Sábado 3 descanso.
Domingo 4 de enero 6 km en 27'. (increíble después de acostarme como a las 7 de la mañana y pasarme toda la noche bailando, jejeje)
Lunes 5 de enero 30' cc + 10 ' de farlek en llano + 20' de farlek con cuestas + 10 cc. Total 15 km
Lunes 6 de enero 7'28" de cc + gimnasia. No había hecho bien la digestión. 

Carreras y tiempos de paso.
San Silvestre 2003 en 35'28"
km 1 en 2'59", normal, salí detrás de Iris Fuentes-Pila y se salía cuesta abajo. Días antes había entrenado con Zulema en el Retiro y en la carrera ni me acerqué.
km 3 en 9'46" MMT, claro que cuesta abajo.
km 5 en 16'46" MMP, claro que cuesta abajo.

Algo menos de un mes después corrí la Media de Getafe.
km 1 en 3'24"
km 5 en 18'50"
km 10 en 37'52"
km 16 en 1h00'28"
Media 1h19'52". Costó bajar de la hora veinte debido al cansancio y al viento.

Al par de semanas. Campeonato de Madrid de invierno. 3000 m
200 en 37"
400 en 1'12"
800 en 2'26"
1000 en 3'05"
1500 en 4'44"
2000 en 6'27"
3000 en 9'38".49 MMP

La carrera salió rápida, pero no quería quedarme atrás en tierra de nadie, me coloqué al final y pensé, ya se cansarán y bajará en ritmo. Eso pasó y a falta de 500 metros aceleré para acabar 9º, creo que de 17 y acabé muy contento con mi mejor marca personal de siempre.

Aquellos años todos eramos más jóvenes. Mañana volveré a darle a la zapatilla, por nuevas rutas. Aunque alguna serie la hice en el polideportivo de la Concepción, justo al ladito de mi nueva casa.


jueves, 28 de marzo de 2013

Volver a los orígenes

Quinta de Los Molinos

Mañana me mudo, me muevo por unos años de nuevo a Madrid. Muy cerca del hospital donde nací, como a poco más de 400 metros. Cerca también de donde estudie el BUP y el COU. Cerca también de donde corrí mi primera carrera como federado y segunda de mi vida. En la primera batí un récord mundial, el de participación, pero eso fue antes de que entrenara, así acabé lleno de agujetas. Esta primera carrera como federado fue el cross de Suanzes, que antiguamente se celebraba en el parque La Quinta de los Molinos. Fue al poco tiempo de federarme, a las semanas, corrí una distancia de unos 4800 metros y terminé en 21 y pico hacia el final del pelotón.
Cerca también de la zona por donde corrí por primera vez más de una hora ... y que me dejó lesionado.

Ahora, con todo el lío que tengo he dejado de correr, pero seguramente vuelva a hacerlo a partir de la semana que viene. Por diferentes parques, por donde mis comienzos en el atletismo, por donde mis comienzos en la vida.

Volver a los orígenes no es retroceder, quizás sea andar hacia el saber. (Macaco)

He cambiado el aspecto del blog porque las vistas dinámicas os daban problemas a la hora de publicar los comentarios y a mi a veces a la hora de crear entradas.

jueves, 14 de marzo de 2013

Cross Universidad Complutense de Madrid 2013


Se me han juntado demasiadas cosas para dejar de escribir y lo que es peor para dejar de correr. No, no me lesionado, solo un poco mentalmente. Estoy demasiado estresado para salir a correr, tal como estoy ahora encontrar tiempo, que no lo tengo para salir a correr me agobia más que otra cosa.
Resumiré un poquito mi situación. La niña, mi hija, empieza el cole el año que viene. A mi mujer se le acaba la excendencia, así que vamos a buscar un cole cerca del trabajo de ella. Desde Colmenar en transporte público, mi mujer no tiene carnet, tarda más de hora y media de ida y otro tanto de vuelta, con lo que hemos decidido alquilar la casa de Colmenar y trasladarnos a Madrid y vender el coche.
Si buscar piso, buscar inquilinos para el nuestro, buscar cole para la niña y vender el coche no fuera poco, para eso tengo el trabajo. Me cambian de compañera dos veces en una semana, con lo que tengo que enseñarle lo que hacemos y a la vez ir sacando el trabajo. Y por su puesto jugar con la niña. Correr supone ahora más estress.

Cross de la universidad Complutense de Madrid.
Este cross no tiene nada que ver con el anterior que era casi llano, este tiene constantemente subidas y bajadas y giros y no estoy tan entrenado como el anterior, pero puedo vivir un poco de las rentas del entrenamiento anterior. En dos semanas he entrenado solo 3 días, aunque uno de los días logro hacer a las 6 de la mañana 4x1000 con 1' de recuperación, en 3:58, 3:42, 3:42 y 3:34.
Salgo muy bien colocado, esta vez son solo 2 vueltas, pero es un km más que el cross de la Camilo José Cela, en total 8 y tiene cuestas muy largas. Sobre todo la última, voy a mi ritmo en la última vuelta bajo mucho el ritmo y al final Fran me adelanta, cuando en el cross anterior le saqué 5 segundos, esto me reactiva y saco fuerzas de donde no las tengo. La última subida se hace muy larga, estoy agonizando, por un momento pienso que me voy a desmayar y es entonces cuando bajo el ritmo, me acerco a un rival, esprinto pero este me responde y me hundo. Llego a meta y vuelvo a sacar 5 segundos.


Cross escolar de Colmenar Viejo.
Lo corro porque está a menos de 3 minutos de mi casa, corriendo, pero hace frío, no he entrenado y tengo pereza de correrlo porque estoy estresado. Pero corro, son solo 2700 metros.
La carrera es no competitiva, es de los padres de los alumnos de los colegios de Colmenar y algún infiltrado más como yo. Las carreras importantes son las de los alumnos.
Así me la tomo como no competitiva. Dan el pistolezo de salida, salimos en la pista de al lado de casa. El primero sale disparado, yo voy controlando y me coloco 3º. 
Cuando empiezan las cuestas el primero se queda. Voy 2º, empieza lo duro, me adelantan, voy a mi bola entre los 3 o 4 primeros, comienza la bajada, me coloco primero por unos instantes. Pero me adelantan, las sensaciones no son buenas, mucho viento frío, y la carrera es no competitiva, no me apetece dejarme la piel en ello y voy fuerte pero no a tope para acabar 5º sin ni siquiera esprintar, sin ganas. 

Ahora, no corro, no me apetece, es una pena porque había alcanzado un gran estado de forma, pero con todo esto me agobia más que otra cosa. Creo que en un mes o así volveré. Cuando este todo solucionado. De momento dejo de correr y dejo de escribir por falta de tiempo y estress.

miércoles, 20 de febrero de 2013

Cross universitario Camilo José Cela 2013

Después de un tiempo sin escribir por aquí, porque he tenido una vida un tanto ajetreada, en estás dos últimas semanas y no he tenido tiempo de poder escribir. Contaré, el gran día que fue el 9 de febrero de este mismo año en cuanto a lo deportivo se refiere, lo que viene a ser todo el día, la noche ya la utilicé para descansar.

La carrera es sin duda la mejor carrera que he corrido en los 3 últimos años. Después de correr en el medio maratón he tenido una supercompensación. He dado un gran salto de calidad.

El cross constaba de poco más de 3 vueltas a un circuito bastante llano con solo un par de cuestas destacables, una de subida y otra de bajada y muchas curvas para completar un recorrido de 7.140 metros. 
Antes de la salida me veía muy tranquilo, quizás esté madurando como corredor, con bastante confianza en mi mismo y en lo bien que me encontraba, tenía unas ganas tremendas de competir. Normalmente, me solía pasar que tengo nervios pre-competición, y me suelo preguntar que qué hago ahí y cosas por el estilo. Esta vez era diferente, tenía tantas ganas de hacerlo correr, que los pensamientos eran, no salgas a muerte, calma la fiera que llevas dentro, que si no te vas a desfondar. 

Dan la salida. Empiezan a contar para atrás desde 5, 4, 3, 2, 1, meeeeeeeeck. Salgo rápido pero controlando, me veo muy fuerte con muchas ganas, hay mucha gente y es un poco difícil correr rápido con tanta curva y tanta gente, por una parte mejor, hace que conserve mejor mis fuerzas. Voy adelantando a gente, algunos como Fran me ha ganado en todos los crosses de la temporada y de lejos y pienso que si lo pagaré más tarde. Bajo, bien la cuesta y subo cómodamente, no noto la fatiga, claro, es todavía la 1ª vuelta. 
En la 2ª bajo un poco el ritmo y Fran me adelanta, así como otros tantos, pero no me pico yo sigo a mi ritmo, hacer mi carrera es como más cómodo me encuentro y como siempre me quedo en tierra de nadie. 
Llega la última vuelta, aquí empieza a oler a meta, vuelvo a aumentar el ritmo. Fran está lejos, pero veo que poco a poco le puedo alcanzar y Guillermo, con el que he estado entrenando los últimos meses y también hace unos años y que ahora en los crosses me sacaba unos 2 minutos, también está un poco más lejos que Fran, le veo mal, pero no quiero desfondarme yendo hacia él, continuo en mi carrera, pero a Fran si le tengo al alcance. Logro rebasarle cuando quedan algo más de 200 metros para la meta. Esprinto y pienso que tengo a alguien cerca, nunca miro para atrás, aprieto con todas mis fuerzas y acabó justo en 28 minutos pelados detrás de mi llegan a 5 segundos Ángel (con el que solía coincidir en la pista) y Fran. Me quedé a 12 segundos de Guillermo que en noviembre en el cross de Nebrija me sacó más de dos minutos y Fran en ese mismo cross me sacó más de minuto y medio y no es que se me diera mal el cross de Nebrija. Corrí a una media de 3:55 el km. Hacía mucho tiempo que no bajaba de 4 en un cross.
Guillermo, a punto de entrar en meta

Después me cogí rápidamente el coche ya que había quedado con un amigo para subir al Nevero. Llegué me cambié cogimos su coche y a subir a -10º con un viento tremendo y todo nevado. Coronamos y al poco de llegar al coche se hizo de noche. 

Este sábado toca el último cross del circuito universitario madrileño de la temporada.

miércoles, 30 de enero de 2013

Medio Maratón de Getafe 2013

Bailando con gigantes

Este domingo llegó por fin la carrera que había estado preparando durante los últimos dos meses, después de haber corrido en Alcorcón y haber logrado el objetivo de bajar de los 40 minutos. Desde entonces he tenido una gran mejora, gracias a los entrenamientos que me metido estos meses.

No corría un medio maratón desde abril del 2010 el de Madrid, casi tres años. En aquel entonces hice 1h28:12 y el objetivo era mejorar esa marca, pues me encontraba más en forma y la carrera era mucho más favorable. Cualquier tempo más lento sería la muerte y superarlo la gloria (kiss or kill).

Dan la salida y es cuesta abajo y no sé a que ritmo voy, hay muchísima gente y me voy frenando, pero no importa, noto que voy a buen ritmo y de repente veo el primer kilómetro y pienso: "¿ya?". Miro el crono y veo que voy demasiado rápido 3:47, que a ese ritmo sería mejor marca personal. Se que todo se normalizará a partir del 2º o 3º km, no podía ni pensar al ritmo al que iba, solo veía que de media iba por debajo de 4, algún km se iba por encima y alguno por debajo, sobre el km 6 cuando llegamos al centro de Getafe, me encuentro muy bien, siento que puedo tirar con más fuerza, pero mantengo un ritmo uniforme de 3:56 min/km. Va pasando el tiempo, van pasando los km paso el km 10 en 39:39 y comienza la 2ª vuelta, el 11 lo paso en 43:35, el 12 en 47 y pico, en el 13 todavía voy bien y comienza una cuesta que me deja tocado, me veo sin fuerzas y paso el km 14 en 55:56, todavía por debajo de los 4 min/ km de media, pero veo que me va a tocar sufrir y mucho y que ese ritmo me es imposible mantener y paso de golpe a 4:22 por el paso del 15, pero voy con un buen colchón de tiempo para lograr el objetivo. 
Los kilómetros van pasando lentamente a la vez que los corredores me pasan rápido, yo ni me inmuto. Parece mentira, pero con tanta gente vuelvo a quedarme en tierra de nadie en una carrera, voy a mi bola, sufro, se me hace pesada la carrera, llego al centro de nuevo, tengo una molestia en un tendón de la rodilla  izquierda, voy jodido, pero como apriete creo que me va a dar un fuerte pinchazo en el tendón.  El centro se hace más ameno, veo pasar los km, solo voy mirando el crono para calcular cuanto tiempo me queda de calvario. Me pasa todo Cristo, hasta el Tato.
Llega el km 20, ya me queda poco sufrimiento, pienso que en mi mejor época ya habría acabado, me hace acelerar gradualmente, nos metemos en el polideportivo Juan de la Cierva, llegamos a la pista y sale mi vena mediofondista, me olvido de la molestia en la rodilla aprieto, paso el 21 mirando el reloj acelero más en esos últimos 97 metros y termino en 1h26:16. Contento, acabo en el tiempo que había calculado que podría hacer, pero con cierto regusto amargo pensando que si hubiese graduado mejor las fuerzas habría hecho mejor tiempo.

Estoy contento con lo que hice, arriesgué y lo que me he dado cuenta es de que si aguanto la forma y sigo entrenando bien puedo hacer un sub 38 en marzo para la carrera del agua. Está difícil, pero como dice o decía el slogan de Adidas: "Impossible is nothing".

Próxima parada el cross universitario de la Camilo José Cela, ese que se pospuso y será para el 9 de febrero.

Clasificaciones media maratón de Getafe 2013

jueves, 24 de enero de 2013

Kiss or Kill

Kiss or kill . Besa o mata .
Besa la gloria o muere en
el intento . Perder es morir ,
ganar es sentir . La lucha
es lo que diferencia una
victoria , a un vencedor. 
(fragmento del manifiesto del skyrunner)

No, no temáis, no creáis que me he pasado a la montaña, sigo siendo asfaltero, lo que pasa que ya sabéis que también me llama la atención esta, y kilian me parece un crack, así que para motivarme para la media  de Getafe me estoy leyendo este libro y lo esta haciendo. Aunque no voy a llegar el primero lógicamente, espero ganar la carrera a mi manera, superando la distancia y haciendo determinada marca, aunque el tiempo no pinta muy allá, porque parece que va a hacer viento.

Mi estrategia será correr de menos a más, en principio, pero eso se ira viendo. He entrenado bien, haciendo tiradas largas y buenos ritmos, me ha faltado en todo caso hacer series largas, las más largas que he hecho han sido de 2000, como ayer, que a pesar de la lluvia, el viento y el frío hice 3x2000 + 1000, entrenamiento repetido, con ritmos similares 7:31, 7:28 y 7:39 y el 1000 en 3:31, pero en condiciones mucho más duras y esta vez, sin poder tener a nadie para adelantarle y motivarme.

Si las condiciones normales podría correr en 1h25 - 1h26, pero no sé que conseguiré luchando contra el viento. La última vez que corrí una media fue la de Madrid en el 2010 y estaba en peor forma que ahora y acabé en 1h28:12. 
Intentaré ir a un ritmo de entre 4:03 - 4:07. Veremos que pasa.

 No entregarme a fondo sería morir. Darlo todo será besar la gloria (de mi madre, jaaar)

miércoles, 16 de enero de 2013

Entrenando con calorcito en enero

El día 4 de enero me fui para Canarias de vacaciones, no sé si lo estaréis pensando o no, pero si, las merecía y esto es un resumen de mis entrenamientos por esos lares.

Empecé el año bien subiendo (y bajando) dos veces el Cerro de San Pedro, luego estuve con problemas estomacales, curro, el viaje y demás que hasta el día 5 no pude volver a entrenar.

El sábado día 5 fue el primer día que entrené en Canarias. Iba pensando en la humedad y el calor que pasé en octubre, pero en enero la temperatura suele ser más suave y pude entrenar bien. Salí desde la casa de mis  suegros, cerca del hospital insular, hasta el parque Romano por la avenida marítima, que serán unos 5 km, una vez allí tuve que sentarme un rato a asimilar el cambio de temperatura. Debí asimilarlo bien pues di 10 vueltas al parque para completar 10 km en menos de 45 minutos, sin forzar nada más que en la última vuelta.
El regreso fue en guagua, que el conductor me dijo que no me dejaba subir, que yo había ido a hacer deporte y que no podía dejarme subir, que pagará para colaborar con la empresa de guaguas, pero que me tenía que bajar. Le dije que estaba cansado después de correr 15km y que no estaba acostumbrado a este calor. Me dejó estar y estuvimos charlando todo el trayecto.

Parque Romano

El lunes 7 fue el mejor día para entrenar, pues lo hice acompañado. Primer km hasta Lady Harimaguada en solitario y los siguientes 17 acompañado todos los km por Aaron (sin objetivo)y unos cuantos por Pancho y Manuel Robaina (con el maratón Gran Canario como próximo objetivo). Salió primero Pancho para encontrarse con Manuel y en su persecución fuimos Aaron y yo y lo alcanzamos ya acompañado por Robaina creo recordar que a la altura de Triana. En compañía, los km se hacen más llevaderos. Dimos un paseo corto por las Canteras y regresamos Pancho, Aaron y yo por el mismo camino. Pancho nos dejó en el parque Romano y empezamos a aumentar el ritmo. Nos fuimos enseguida a 4:30 y ese ritmo me encuentro bastante bien. Los últimos km le dimos un poco más de cera.

El martes 8, unos 7 km por montaña. Subiendo por el barrio de San José, las escaleras las hice casi todo el rato caminando, y corriendo hasta el San Juan de Dios y vuelta. Las vistas son una maravilla, se ve la inmensidad del mar. La bajada si la hice todo el rato corriendo. Debería especializarme en carreras cuesta abajo, no se me da mal. 
Por la tarde, fui a casa de la sobrina de mi mujer y acompañando a su marido a hacer unas compras me encuentro con Quique, al que no reconocí por no llevar el traje de faena (y porque soy pésimo para las caras).
Barrio de San José con sus casas de autoconstrucción

El miércoles descansé, porque tenía que ir a recoger un par de certificados de residencia y el jueves 10 pensé hacer unas series en el parque Romano, pero me daba pereza, a pesar de todo fui. Quería hacer 4000 + 3000 + 2000 + 10000, pero salí en la primera serie y pasé en 4:07 el 1000 y 8.21 el 2000, esto me desmotivo, ya que quería ir a menos de 4:10 y a los pocos metros me paré, tenía calor, esto es Canarias y para desquitarme un poco corrí un 1000 en 3:35. Completé 12 km.

El viernes 11, hice probablemente la tirada más larga de mi vida entrenando (he corrido un maratón y más de 30 medias) 5 km hasta el parque Romano y allí di 15 vueltas para completar 20 km en un buen tiempo de 1h34:33. Por supuesto me volví en Guagua.

El sábado tuve que descansar, las patas me pedían tregua y el domingo 13, día de mi regreso, 13 km otra vez por la montaña pequeñita que hay en San José, llegué hasta un cerro que esta entre la casa de Quique en Tafira y el Salto del Negro.

Vista desde la parte alta del barrio de San José

Completé en Canarias la semana con más km de mi vida, 70, que para muchos de vosotros es un poco kk, pero que yo no soy maratoniano, aunque haya corrido ya un maratón.

De regreso el lunes tranquilito 5km y ayer martes 13 km, 12 de los cuales en pista en 50:16, el paso por el km 5 en 21:31 y el km 10 en 42:13. Teniendo que esquivar a otros corredores que se ponía a correr en paralelo sin dejarme paso, a un par de niños, a un carrito, pero acabé bastante contento y cansado.

El próximo sábado, correré el cross de la universidad de Camilo José Cela para quitarme un poco el mono.

jueves, 3 de enero de 2013

Nadie nos dijo que fuera a ser fácil

Guillermo, Luismi y El Velofondo

Por lo visto correr la San Silvestre no es la única tradición que hay por estas fechas, me enteré el año pasado de que el día 1 de enero hay un grupo de corredores que queda para subir corriendo (o andando deprisa, ya que no siempre se puede correr) el Cerro de San Pedro. Con lo cara que está siendo la Vallecana y sobre todo que no iba a hacer una marca que me satisficiera, habiendo corrido recientemente los 10 km de Alcorcón y me llamaba mucho más la atención la quedada del Cerro de San Pedro.

Nos acercamos tres compañeros del grupo de entrenamiento, Luismi corrió el día anterior la San Silvestre Vallecana Internacional en 33:46 y Guillermo que corrió la popular sin marca con el pelotón, salió destacado y en seguida pillo a la oleada anterior, con tanta gente solo pudo hacer 40 y pico, pero saliendo delante estoy seguro que se hace 35 algo y yo el más paquete y que mis días de gloria ya pasaron.

Llegamos y no conocíamos ni a dios, esperamos un rato, hacía frío y decidimos salir los 3. Decidí tomármelo con calma después de la otra vez que subí, y vi lo duro que era. A pesar de todo, de correr por los tramos más fáciles y caminar por los tramos más empinados me empezaron a doler las piernas y los lumbares al poco tiempo, era bastante incómodo el dolor en los lumbares, tanto que me distraía del sufrimiento que llevaba en mis piernas.
Mis compañeros enseguida se fueron alejando cada vez más y solo pensaba en alcanzar la cima lo antes posible para terminar con las molestias. Lógicamente llegué el último de los tres. En 23 minutos y poco.



En la bajada, se cambiaron las tornas, salió primero Guillermo y yo me fui detrás de él, me giré para avisar a Luismi de que había hielo, pero ya nos habíamos alejado bastante. En el tramo llano, aceleré y adelante a Guillermo, pero en el tramo técnico le cedí el puesto para que me guiara el, jejeje, él llevaba unas salomón y yo unas Joma (las rotas no, esas las devolví), pero me veía rápido, tanto, que casi me empotro contra él. Le volví a adelantar, pasando después de pasar la zona por donde me caí la primera vez, ya que me vinieron los fantasmas del pasado. Apreté y llegué primero al final marcando poco más de 11:30 (fijaos la diferencia que hay entre la subida y la bajada por el mismo camino).

Guillermo, quería más, quiere correr por montaña este año y era una buena ocasión para entrenar, con lo que subimos otra vez. Me lo tomé con algo más de calma después de todo lo que había sufrido en la primera subida. No tuve tantos dolores, pero las piernas las notaba pesadas. Al final hice más o menos el mismo tiempo, acabando 3º de nuevo en la subida y esta vez fue Guillermo quien coronó 1º el Cerro.
Al ver que había hecho el mismo tiempo en la subida, veía lo bien que regulaba y quería el más difícil todavía: bajar en menos tiempo. Sale Guillermo, salgo yo y después Luismi. Enseguida adelanto al primero, me veo muy bien bajando, pero torpe de mi, me confundo y me voy por donde no es y también confundo a mi perseguidor. Pero voy rápido, muy rápido, llega el terreno fácil y llano y acelero más. Llegamos a la parte técnica y sigo en ventaja pero me van recortando. Logro escapar y llego abajo el primero, mejorando el tiempo de la anterior bajada a pesar del despiste.

Las agujetas ya a penas se notan. El próximo entrenamiento ya será en Canarias.


De aquí cojo mi inspiración, para correr por montaña :P:




¿Conquistaremos la felicidad?