viernes, 1 de junio de 2012

Guarrazo on the floor.


Vaya guarrazo que me he pegado y no, no ha sido entrenando, ha sido al intentar coger el tren. Iba con el tiempo un poco justo después de repasar los resultados de la Diamond League de ayer y baje una cuesta con arena a toda leche para pillar el tren. No me parecía que iba lo suficientemente rápido así que aceleré salté un arroyo seco, y plash!!! guarrazo on the floor. Me he raspado toda la mano izquierda, terminé con ella ensangrentada, y el codo derecho, me he roto el pantalón y una pequeña herida en la rodilla. Total que me vuelvo a casa para cambiarme y lavarme las heridas y bronquearme mi mujer por salir con el tiempo justo. No tengo gasas y me voy para el ambulatorio Sur de Colmenar y me encuentro que solo esta de urgencias los sábados, domingos y festivos con lo que me marcho al curro, en coche conduciendo con una mano y un codo ensangrentados. Llego al trabajo y no está la doctora, abren la enfermería para mi y me hace una cura con agua oxigenada la señora de la limpieza medio acojonada. Después de una hora y media vuelvo a bajar y la doctora esta ocupada y no me puede atender. Bajo a la media hora para que me mire y me dice que baje después para ponerme la antitetánica, pero le digo que sigo sangrando, me hace la cura, me venda la mano y el codo y aún sigo esperando a que me pinche.



Por otra parte, que esto ya tiene que ver con los entrenamientos. Entrené 3 días por Las Palmas a parte de la carrera, al día siguiente 7 km, en los que me seguía notando muy pesado y dos días más en los que me encontré mejor y corrí 10 km hasta la estatua del Tritón que me enseño Gonzalo en nuestra primera quedada.

Ya en Madrid he salido un día a correr a las 3 de la tarde con más de 30 grados por el bosque del Plantío unos 7 km y otro día por Colmenar 8 km haciendo de todo un poco una progresión de 4 km en 4:31, 4:23, 4:17 y 4:02 + 7 min de gradas, sube y baja + un tábata, que ha sido la primera vez que lo incluyo en un entrenamiento.

La caída creo que no va a frenar mucho mis entrenamientos. Será más molesto, pero me molesta la mano igual corriendo que sin correr.

18 comentarios:

  1. Si es que a veces nos hacemos daño de la manera más tonta, aunque confío que no sea nada. Creo que para las curas, hubieras tardado menos en inscribirte en un cursillo de auxiliar de enfermería y haberte curado tú mismo, pobriño...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elegí mal el ambulatorio, debí ir justo al otro de Colmenar.
      Como dicen por ahí, el tiempo cura las heridas. De momento escuecen y me dan pinchacitos.
      Ya colgaré la foto que me han hecho con los vendajes.

      Eliminar
  2. Hay que mantener los entrenos, aunque haya que madrugar. Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, más o menos intento mantener los entrenamientos. Intentaré salir por lo menos 4 días en la semana.
      Un abrazo Gonzalo

      Eliminar
  3. joder tío, vaya porrazo te has pegado y vaya odisea para que te curen. Espero que te encuentres ya mejor y como dices, no te impida realizar tus entrenos con normalidad. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la ilusión no se pierde, se intenta entrenar como sea. Creo que algo si que se verán afectados porque estoy dolorido pero salir, saldré. Un saludo

      Eliminar
  4. La última vez que me caí de forma parecida, me descojoné vivo. Me sentía como un crio. No acostumbra uno a caerse de mayor.

    Si te preguntan, tu di que fue de tu último entrenamiento a fondo xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que fue gracioso. Sobre todo al volver al coche y escuchar la canción de "Entre dos Tierras" el párrafo de :"Dejamé que yo no tengo la culpa de verte caer" XD

      Eliminar
  5. Menudo porrazo compi, a veces nos pasan cosas que ni nosotros mismos sabemos como nos pudo pasar, en fin, y al final te pusieron la antitetánica? creo que te la deberías de poner, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una vez tuve una caída leve entrenando, estaba tan echo polvo que me quedé recuperando un rato en el suelo. Si la antitetánica me la pusieron y en un mes me pondrán otra y en un año otra.

      Eliminar
  6. Eso te pasa por correr fuera de horas...los entrenos hay que planificarlos bien para que no pasen esos accidentes, que un poco más y te desangras

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, la verdad que debí perder mucha sangre. Jejeje. Parecía salir de una peli de terror.

      Eliminar
  7. Bueno...a veces se toman riesgos innecesarios y no pasa nada pero otras veces se pagan...lo bueno es que al final no te pasó tanto...Mi última caída fue entrenando en el barranco del guiniguada...también con resultado de heridas varias, pero no me puse la antitetánica, debí hacerlo? Menuda ignorancia la mía...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que si deberías habértela puesto. Yo no lo habría hecho, pero me lo recomendó la doctora que me vio.

      Eliminar
  8. Que aventura, menos mal que no era grave porque si no te desangras en el trabajo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento no ha llegado la sangre al río. ;-)

      Eliminar
  9. Me alegro que fuera solo algo en la mano y el brazo, desde luego la odisea de las curas es de nota.

    La antitetánica es algo que todos sobre todo si andamos correteando por el monte deberíamos tener puesta, protege durante 10 años y nunca está de mas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alfonso.
      Dentro de un mes otro pinchazo

      Eliminar